Ir a contenido

Detenidos en Barcelona tres jóvenes por planificar el asesinato de otro con quien se pelearon

Los arrestados, de 21, 22 y 23 años, descartaron el secuestro y ya tenían pensado dónde enterrar el cadáver

El Periódico

Una patrulla de Mossos d’Esquadra. 

Una patrulla de Mossos d’Esquadra.  / Ricard Cugat

Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres jóvenes colombianos de 21, 22 y 23 años por estar planificando un asesinato. Las desavenencias con la víctima vienen al menos desde febrero, cuando uno de ellos le acuchilló en una discoteca de Barcelona. Los Mossos detuvieron al principal cerebro del grupo cuando fue a buscar el arma para perpetrar el crimen y ya ha ingresado a la cárcel, según ha informado la policía catalana.

El 19 de febrero un hombre fue acuchillado en una discoteca de Barcelona en la calle Còrsega. Poco después fue arrestado el principal implicado acusado de tentativa de homicidio, y dos hombres más fueron identificados. Pero los Mossos siguieron a estos tres jóvenes y descubrieron que se habían aliado para que el que había sido detenido lograra acabar definitivamente con el que había estado a punto de matar a cuchillazos. Y es que después de ese encuentro habían tenido varias "desavenencias", según un comunicado de los Mossos.

Intervención de sus teléfonos móviles

Primero pensaron en el secuestro, pero quedó descartado. Lo habían planificado hasta el punto de que también habían llegado a pensar como iban a enterrar el cadáver para no ser encontrado. Una información que se desprende de la intervención telefónica de sus tres móviles. El 11 de mayo, cuando uno de ellos fue a buscar el arma para cometer el asesinato, se encontró un despliegue policial que lo ha arrestado. 

Los Mossos se personaron en ViladecavallsTerrassaRipollet y en distrito de Sant Martí de Barcelona. Dos días más tarde, el lunes 14 de mayo, la policía arrestó a los dos hombres más que habían participado en ingeniar el plan mortal. Después de declarar ante el juez, estos dos jóvenes han quedado en libertad con cargos.