Ir a contenido

LOCAL DE LA CALLE DE ARIBAU

Los Mossos investigan la muerte del dueño de un bar de Barcelona

El trabajador de un local adyacente ha descubierto su cadáver en el baño ya ha llamado al 112

El cuerpo presenta signos de violencia y una vecina escuchó golpes de madrugada pero la policía espera a la autopsia para confirmar que sea un crimen

Guillem Sànchez

Bar Florida, el local donde ha sucedido en crimen.

Bar Florida, el local donde ha sucedido en crimen. / GUILLEM SÁNCHEZ

Los Mossos d’Esquadra investigan el hallazgo de un cadáver en el interior del bar Florida de Barcelona, ubicado en el número 92 de la calle de Aribau. El trabajador de un local colindante ha encontrado la persiana medio levantada este lunes por la mañana, ha entrado en el bar para averiguar qué ocurría y ha encontrado el cuerpo del dueño sin vida en el lavabo.

Tras dar el aviso al 112, y después de que los equipos de emergencia comprobaran que había fallecido, los investigadores se han percatado de que, a pesar de que según los primeros indicios su muerte podría deberse a una sobredosis, el cuerpo presentaba signos de violencia: arañazos en el cuello y alguna contusión, según fuentes policiales consultadas por EL PERIÓDICO. 

Una vecina, además, ha declarado a los policías que ha escuchado golpes esta pasada madrugada, del domingo al lunes, sobre las 5.00 horas de la madrugada. Oficialmente, los Mossos esperan a que la autopsia que se practicará a su cadáver confirme el origen criminal del fallecimiento. Aparentemente, ninguna de las lesiones que presenta podría haber causado su muerte. 

El dueño del bar fallecido, según fuentes vecinales, es un hombre de unos 40 años. Su pareja, con quien el fallecido compartía la propiedad de este lugar de comida vegana, ha explicado a los investigadores que alguien ha robado tanto la caja registradora como una tableta electrónica.

Sin embargo, el hecho de que el hombre se encontrara en el baño y que la verja se haya quedado abierta durante toda la noche no excluye la posibilidad de que una tercera persona, sin relación con el hipotético crimen, hubiera accedido al local, hubiera sustraído ambos objetos, y se hubiera marchado ignorando que el dueño se encontraba sin vida en el aseo.

El Área de Investigación Criminal de la Región Policial de Barcelona se ha hecho cargo del caso.