Ir a contenido

Rápido esclarecimiento de la sustracción de un recién nacido

Una mujer se hace pasar por pediatra para llevarse un bebé de un hospital de Guadalajara

La falsa doctora, que había perdido un hijo, escondió al neonato en su casa durante tres horas

La raptora, que dijo a los padres que iba a hacer pruebas al nilño, fue localizada comprando leche en una farmcia

Europa Press

Bebé en un hospital.

Bebé en un hospital. / EFE

Una mujer de 47 años vecina de Cabanillas del Campo (Guadalajara) ha sido detenida este sábado como presunta autora del rapto de un bebé este sábado durante unas tres horas al hacerse pasar por pediatra en el Hospital Universitario de Guadalajara. Al parecer, la detenida habría perdido un bebé hace tiempo.

Así lo han explicado en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, y el comisario jefe en la provincia, José Arroyo, que han comparecido de urgencia ante los medios a raíz de los acontecimientos, junto al padre del bebé.

Alerta a las farmacias

Fue en la mañana de hoy sábado  cuando la presunta autora del rapto se personó en la habitación de los padres --el bebé tenía días-- para trasladarles que era pediatra y que tenía que llevárselo para realizarle unas pruebas médicas.

Gracias a la labor policial y a la colaboración de una farmacia de Cabanillas han conseguido hallar al bebé, pues se difundió en un primer momento una imagen de la presunta autora de los hechos para que las farmacias de la zona tuvieran constancia de ello.

Ha sido en el momento en que la detenida se ha personado en una farmacia de Cabanillas, a pedir leche para el bebé y al manifestar que no sabía la que tomaba, cuando se han activado las sospechas.

Carrera contrarreloj

"Hemos trabajado contrarreloj y con el tiempo en nuestra contra, pero el servicio ha sido inmediato", ha dicho el comisario Arroyo, agradecido muy especialmente a la farmacéutica de Cabanillas.

Tras informarles un vecino que cerca una señora había tenido un bebé y había fallecido, localizaron su domicilio. La mujer, "nerviosa y llorando", según el comisario, les abrió la puerta y "lo negó todo". "Pero vimos que allí había un bebé y comprobamos que la numeración del cordón umbilical correspondía con la que llevaba la madre en el hospital", ha explicado el jefe policial.

La sospechosa acabó reconociendo el secuestro. "Parece ser que esta mujer ha tenido un bebé que ha fallecido y pudiera estar en una situación de trastorno transitorio", ha señalado el comisario. La mujer fue trasladada al hospital por los policías. El padre del bebé se presentó en el domicilio pafra hacerse cargo del recién nacido.

La excusa de las pruebas

Según los investigadores, la falsa pediatra se presentó en la habitación del hospital donde estaban los padres con el bebé y les preguntó si le habían hecho la prueba del talón y la del esfuerzo, y al contestar que no, dijo que volvería a por el niño

A los pocos minutos, la falsa doctora regresó y cogió al bebé, pero el padre –según el comisaria– "se mosqueó" y dio inmediatamente la voz de alarma, lo que provocó el registro de todo el hospital. El padre del bebé, su tercer hijo, ha agradecido públicamente el trabajo realizado tanto por la Policíay el el hospital y ha reconocido que se asustó mucho.

La farmacéutica, Marta, ha reconocido que enseguida sospechó de una mujer que llegó a pedir una leche "que no existe" y que se mostraba "muy nerviosa". Tras ver las fotos que le habían enviado alertó a loa agentes que comprobaron que era la misma mujer gracias a las cámaras del comercio.