Ir a contenido

Agónico rescate

Los mineros ya han abierto 1,5 metros de la galería de acceso a Julen

La dureza de los trabajos obliga a recurrir a las microvoladuras para romper la piedra

Julia Camacho

Los mineros ya han abierto 1,5 metros de la galería de acceso a Julen

La excavación de la galería horizontal que debe conducir a Julen alcanza ya un metro y medio tras 14 horas de trabajo de la Brigada de Rescate Minero, según han confirmado fuentes del dispositivo.  Una vez más, las complejas condiciones del terreno han puesto a prueba la resistencia de los trabajos y han obligado al uso de microvoladuras en dos ocasiones. Unas microvoladuras para romper la piedra y facilitar el trabajo que han requerido la intervención de los efectivos Tedax de la Guardia Civil. El punto más crítico de estos trabajos será en enlace con el estrecho pozo donde cayó el niño. Por este motivo, está previsto que antes de llegar a ese punto, se introduzca una sonda con una pequeña cámara. [Sigue aquí las últimas noticias de los trabajos de rescate del niño Julen]

Un portavoz del dispositivo explicó la noche del jueves explicó que los ocho integrantes de la brigada de rescate, que llevan más de una semana en Totalán (Málaga) desplazados desde Asturias, afrontan estas tareas con “con mucha energía y optimismo”. La primera pareja de mineros inició la apertura de la galería pasadas las 17,33 horas del jueves, una vez que comprobaron que la orientación de la ventana realizada en el tubo de encamisado era la correcta y que la jaula-ascensor por la que tienen que descender a lo largo del pozo paralelo funcionaba sin problemas.

Las previsiones, unas 24 horas

Los mineros están trabajando en las peores condiciones posibles. En turnos de dos personas, que se cambian cada 30 o 40 minutos en función de las condiciones de los trabajos, y cargados con un pesado equipo de respiración que regenera el aire que consumen, tienen que ir excavando una galería de poco más de un metro de diámetro y cuatro de longitud. Por las dimensiones del espacio en el que están confinados y la delicadeza de estas tareas, que puede afectar al pozo donde se encuentra el niño de dos años, solo pueden emplear martillos neumáticos, palas y hachas. La dureza extrema de algunos tramos de pieza que han encontrado obligó finalmente a recurrir a pequeños explosivos para ayudarles a romper la roca.

La galería que excavan los mineros servirá para acceder al punto donde se cree que se encuentra atrapado el pequeño: debajo del tapón de tierra hallado a 71 metros de profundidad. Hace días ya advirtieron que las labores podrían prolongarse hasta 24 horas, y las previsiones parece que se están cumpliendo.

Con los trabajos de los mineros ya en marcha, amigos y vecinos de Totalán se congregaron este jueves en el Cerro de la Corona para apoyar con una vigilia a la familia y a los trabajadores del dispositivo de rescate. Visiblemente emocionados, los progenitores de Julen han estado apoyados por Juan José Cortes, el padre de la niña Mariluz asesinada hace unos años.