Ir a contenido

Sospechoso descartado

Luciano M, investigado por la muerte de Laura Luelmo, estaba en la cárcel cuando ella fue secuestrada

Un testigo le había situado en la zona donde apareció el cuerpo de la profesora

La Guardia Civil ha tomado declaración a su hermano mellizo, vecino de la chica

Luis Rendueles

Registro en una casa de El Campillo (Huelva), tras la muerte de Laura Luelmo.

Registro en una casa de El Campillo (Huelva), tras la muerte de Laura Luelmo. / JULIÁN PEREZ (EFE)

Luciano M., la persona que estaba siendo investigada por la Guardia Civil por el asesinato de la profesora Laura Luelmo en El Campillo (Huelva), estaba en la cárcel de Ocaña (Toledo)  el miércoles 12, cuando se cometió el crimen, lo que descarta que tenga nada que ver con el suceso. Así lo trasladaron responsables de Prisiones a los investigadores.

► Sigue la última hora de Laura Luelmo

Luciano, que cumple condena por el asesinato de una mujer y el intento de agresión a otra, estaba de permiso penitenciario desde este lunes y fue localizado por la Guardia Civil, que comprobó su coartada, después de que un testigo le hubiera situado con su coche, un Alfa Romeo, cerca de la zona donde fue encontrado el cadáver de la joven, un lugar conocido como La Mimbrera.

El cadáver de Laura Luelmo fue encontrado por un voluntario de Cruz Roja el lunes, a las doce y cinco de la mañana. El hombre vio primero unos pantalones vaqueros y otras prendas. Avisó a la Guardia Civil y estos hallaron el cuerpo, que estaba en una zona más apartada, un camino sin salida, y atado por las manos.

Los investigadores de la Guardia Civil han tomado declaración, además de a Luciano, a su hermano mellizo, llamado Bernardo, que era vecino de Laura en El Campillo. Bernardo, de un gran parecido físico con su hermano, tiene también antecedentes por el asesinato de una anciana en la localidad onubense de Cortegana.

Temas: Asesinatos