Ir a contenido

En Wisconsin

Una niña de 10 años mata a un bebé a pisotones en la cabeza

La menor confesó el crimen y dijo que estaba harta de que no parara de llorar

Nate Liedl, con su bebé.

Nate Liedl, con su bebé. / FACEBOOK

Ocurrió el pasado 30 de octubre y la dramática historia se está viralizando, a la par que cusando conmoción en EEUU. Una niña de 10 años ha quedado bajo custodia policial en Wisconsin, EEUU, por matar a un bebé de seis meses a causa de los pisotones que le dio en el cráneo. Según su propio relato, explican medios locales, lo hizo porque 'estaba harta de que el niño no dejara de llorar'. Ocurrió en una guardería.

Una cuidadora del jardín de infancia dio la voz de alarma a la policía y explicó que un bebé de seis meses se había golpeado la cabeza. El pequeño fue llevado a un hospital de Wisconsin, donde falleció. Los médicos determinaron que la muerte había sido causada por varias fracturas en el cráneo por una fuerte presión y no por un motivo accidental. Fue entonces cuando la policía comenzó a investigar e interrogó a las cuidadoras y a los niños que estaban presentes en el momento del supuesto accidente.

En el primer interrogatorio policial la información de la niña no había coincidido con los hechos, y en un segundo encuentro, confesó el asesinato: había pisoteado al bebé.

Confesó

"Ella aseguró que estaba sosteniendo al bebé y en ese momento lo dejó caer. El bebé golpeó su cabeza contra un taburete y empezó a llorar. Ella entró en pánico, no supo qué hacer y no quiso meterse en problemas. Entonces procedió a pisar muy fuerte al bebé de seis meses en la cabeza", dijo el fiscal de distrito Wade Newell en declaraciones recogidas por medios locales.

La casa guardería donde ocurrió la tragedia es a la vez el hogar de adopción de la niña, que hace apenas dos meses antes fue separada de sus padres. No se ha informado por qué el Gobierno les retiró la custodia de la menor, pero fueron ellos quienes la acompañaron a la audiencia en la corte.

Declaraciones del padre

Nate Liedl, el padre del bebé, ha asegurado que la niña es una criminal y que las autoridades hicieron bien en esposarla cuando compareció ante la corte. "En lugar de verla como una niña de 10 años, la vi como la persona que mató a mi hijo", le dijo al Canal 13 KTRK local, refiriéndose al momento en que ella fue llevada ante el juez y él estaba allí para presenciarlo.