Ir a contenido

Ha contratado a un abogado en Catalunya

El gurú de la secta que captó y sedujo a Patricia Aguilar seguirá en prisión

El Tribunal peruano aprecia que Félix Steven Manrique cometió "delito grave" contra sus víctimas y rechaza su recurso para salir en libertad

Otra de las mujeres, rescatada junto a la joven de Elche, ha pedido cambiar su declaración, como ya hizo la española y acusará al líder, con el que tiene tres hijos

Vanesa Lozano

Félix Manrique, el gurú que captó a la joven española Patricia Aguilar, durante una vista judicial contra él en Perú. Detrás de él. en el centro, Alberto, el padre de Patricia.

Félix Manrique, el gurú que captó a la joven española Patricia Aguilar, durante una vista judicial contra él en Perú. Detrás de él. en el centro, Alberto, el padre de Patricia. / EL PERIODICO

Sus argumentos no han logrado convencer a la justicia peruana. Félix Steven Manrique, el líder de la secta que captó a la joven ilicitana Patricia Aguilar, seguirá entre rejas, según ha podido saber EL PERIÓDICO de fuentes próximas al caso en aquel país. El tribunal ve "claros indicios" de que Manrique, acusado de trata de personas, cometió "delito grave" contra la chica española, las dos mujeres que junto a ella conformaban su "harén de esposas" y los cinco niños que convivían con ellos en la selva, en condiciones infrahumanas, cuando fueron rescatados por la policía el pasado mes de julio.

Hace un mes, el gurú, que acaba de contratar a un abogado de Catalunya para reforzar su defensa en España, donde está acusado de explotación sexual y corrupción de menores, entre otros delitos, presentó un recurso de apelación en Perú para cambiar su situación y pedir su puesta en libertad. Incluso tuvo oportunidad de defender su inocencia ante el juez en una vista que se celebró a puerta cerrada el pasado 17 de octubre en el penal de Lurigancho, donde está interno. Durante varias horas, intentó persuadir a los magistrados asegurando que tanto Patricia como sus otras mujeres seguían sus pasos voluntariamente y arremetiendo contra la familia de la víctima española. Eso sí, ni una palabra que justifique el estado de los niños del grupo, que fueron encontrados con desnutrición crónica grave, llenos de piojos, sin escolarizar y con problemas psicológicos por "episodios de estrés y violencia".

Una decisión "necesaria" para las víctimas

La decisión judicial, que previsiblemente será notificada por escrito esta semana a las partes, ha sido confirmada a este diario por la familia de Patricia Aguilar, que asegura que la noticia ha supuesto "un descanso, una relajación enorme después de tanta lucha y tanto sufrimiento", apunta Alberto, el padre de la joven. "Aunque esperábamos el fallo porque hubiera sido una sorpresa que saliera con todas las pruebas que apuntan en su contra, la verdad es que después de haber pasado por tantas trabas y sufrido tantos fallos del sistema, siempre nos queda la duda, el temor, de que vuelva a torcerse todo, pero después de todo, existe la justicia, que ya nos merecíamos".

EL PERIÓDICO también ha podido recabar las primeras impresiones de Patricia al conocer la resolución, que la joven ha valorado como "necesaria" para su recuperación y la del resto de víctimas. Precisamente otra de ellas, una mujer peruana de 29 años que tiene tres hijos en común con Manrique y fue rescatada junto a Patricia, ha decidido seguir los pasos de la española tras recibir ayuda psicológica y, como ya hizo ella, denunciará al gurú. Ha pedido al juzgado cambiar su declaración y contar todo lo vivido durante los doce años que ha estado con él.

La joven española, a la que el líder del grupo sectario utilizaba como ejemplo de "buena esposa" y sumisión con el resto de sus mujeres, inspira ahora a otras víctimas a la hora de tratar de rehacer sus vidas. De hecho, desde que volvió a España junto a su hija y empezó su tratamiento, Patricia ha descubierto una nueva vocación, quiere ser psicóloga, "ayudar a otras personas  exactamente igual a cómo me han ayudado a mí". Y ya ha retomado sus estudios para conseguirlo.