Ir a contenido

NUEVO CONFLICTO

El ex marido de Juana Rivas pide revocar el régimen de visitas tras negarse a devolver a los niños

La madre de Granada, que debía haberles entregado el domingo, denuncia al progenitor por malos tratos a los menores

Julia Camacho

FOTO EFE/ Pepe Torres / VíDEO ATLAS

Juana Rivas ha remitido un expediente al Ministerio de Asuntos Exteriores y el Defensor del Pueblo para justificar su negativa a devolver a sus hijos con su progenitor el domingo después de haberle denunciado de nuevo, por sexta vez, por supuestos malos tratos a los menores descubiertos precisamente el pasado viernes, cuando se disponía a iniciar el fin de semana con ellos. El ex marido de Juana, Francesco Arcuri, niega cualquier maltrato a los niños, de 4 y 12 años, y atribuyen el nuevo incidente a la estrategia de la madre para conseguir la guardia y custodia, que actualmente se dirime en un tribunal de Cagliari. Por este motivo, sus abogados en España confirman que han solicitado que se "revoque inmediatamente" el derecho de visitas a favor de la madre o que éstas se lleven a cabo de forma vigilada.

Según explican desde el entorno de Rivas, durante el fin de semana ella descubrió una serie de hematomas en la espalda del menor de ellos, de cuatro años, y que según le relataron ambos hermanos, se produjeron después de que el padre, en un momento de enfado, le lanzara contra la cama y una pared porque no se dormía. A continuación, la madre se acercó a un hospital para que le atendieran y con el parte de lesiones presentó una denuncia por malos tratos contra su ex pareja, Francesco Arcuri, solicitando como medida cautelar una orden de alejamiento. El parte de lesiones se ha incluido en el expediente remitido por Juana al Ministerio de Exteriores para pedir ayuda, en el que se incluye además la copia de la denuncia por malos tratos a los menores y varias cartas del mayor de sus hijos, una de ellas fechada el pasado mes de septiembre, en el que relata los supuestos malos tratos a los que se expone viviendo en Italia y pide permanecer con su madre.

En su entorno insisten además en que la decisión de Juana a entregar de nuevo a sus hijos se enmarca dentro de la legalidad, ya que, argumentando los “graves hechos” sufridos por los menores, Rivas se acogió a una posibilidad establecida en el convenio de custodia de los niños por el que podría ampliar de 2 a siete días el tiempo con los niños si lo pedía con antelación.

A este argumento se aferra Arcuri para denunciar, por su parte, que Rivas no ha cumplido el acuerdo de guarda y custodia y que tampoco está respetando la obligación recogida en ese acuerdo, de que el mayor de los niños no se ausente de clase. La madre de Granada explica que se trata de la sexta denuncia por malos tratos a los niños que presentan desde enero, asegura que ha puesto el asunto en conocimiento de las autoridades judiciales y policiales, y que también se ha informado al centro educativo de la ausencia del menor. El padre, por su parte, ya ha informado al juzgado italiano del nuevo incidente.

El letrado de Arcuri en España, no obstante, atribuye los hematomas en la espalda a un accidente doméstico, niega cualquier agresión del progenitor y reprocha que Rivas “aproveche” este tipo de incidentes para injuriar y denunciar a su exmarido. El abogado subraya que pese a la denuncia y a la urgencia con la que suele actuar el sistema cuando hay menores por medio, ni la justicia ni la policía italianas han actuado contra el progenitor, que es a quien los peritos proponen que se otorgue la custodia de los niños en el procedimiento que actualmente se dirime en Cagliari.

De hecho, el letrado asegura que tanto el padre como los niños están sometidos a vigilancia por los servicios sociales italianos. Por este motivo, ha confirmado que han puesto el caso ya en manos de los carabineros italianos para que se realice la entrega de los menores "cuanto antes", al tiempo que solicitan que se revoque inmediatamente el derecho de visitas a favor de la madre, o, como alternativa, éste se organice en un ambiente protegido y en el interés principal de los menores".

"Vulnerabilidad extrema"

De momento, Rivas permanece en Cagliari con los menores, y su entorno trata de localizarle un lugar donde pueda alojarse, dado que al no haberse tramitado aún la denuncia de malos tratos hacia ella en la casa de acogida a la que se ha acercado para ser atendida no han podido hacer nada. Los familiares y amigos de Juana Rivas han expresado su confianza en que el Ministerio de Exteriores pueda tomar cartas en el asunto dada “la situación de vulnerabilidad extrema” en la que se encuentran los tres en estos momentos. E insisten en que en todo momento están actuando “dentro de la legalidad”, ya que el pacto de custodia recoge que la madre pueda estar más días seguidos con los niños.

Los dos niños, de 4 y 12 años, viven actualmente con Arcuri, quien fue condenado en el 2009 en España por maltrato, tiene la custodia provisional de los pequeños desde agosto del 2017 pese a que Juana le volvió a denunciar por maltratos en el 2016. Después de estar desaparecida con los menores durante un mes en el verano de 2017, la madre acató la orden judicial y les entregó, por lo que los niños volvieron a Italia. Desde entonces, en este país se dilucida un proceso civil para determinar a qué progenitor corresponde la custodia de los menores, aún sin resolver. Asimismo, Juana Rivas ha sido condenada en España a cinco años de prisión y a seis sin la patria potestad de sus hijos por fugarse con los niños ese mes que estuvo desaparecida. En un duro auto judicial, que ha sido recurrido, el juez llegó a acusarla de “cinismo” y apuntó que la denuncia por malos tratos hacia ella era parte de la estrategia para lograr la custodia de los pequeños.

Temas: Juana Rivas

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.