Ir a contenido

INVESTIGACIÓN

Audio: Albert Cavallé, estafador del amor... y de las bicicletas

Albert Cavallé se enfrenta a dos años de cárcel por estafar a un hombre a través de la web milanuncios. La víctima le pagó 800 euros por una bici que nunca recibió

El acusado envió una grabación a una amiga reconociendo otro robo similar. Los mossos investigan si el fraude está relacionado con alguna denuncia

Vanesa Lozano

Audio Albert Cavallé

"Claro, tía. ¿Cómo te piensas que la tengo, capulla? ¿Pagándola o qué? Claro que la he robado, tía". Son palabras de Albert Cavallé, conocido como el estafador del amor. El supuesto embaucador, al que más de veinte mujeres acusan de engañarlas para quedarse con su dinero, reconoce haber cometido el supuesto robo de una bicicleta en un mensaje de audio al que ha accedido EL PERIÓDICO. La nota de voz, que Cavallé habría enviado a una amiga suya, ya está en manos de los Mossos d'Esquadra, que investigan si su confesión está relacionada con alguna de las denuncias interpuestas contra el hombre, que ha sido absuelto en el último juicio celebrado contra él este miércoles por estafar presuntamente 2.500 euros a una mujer a la que conoció por internet haciéndose pasar por un inversor de bolsa.

Según los datos recabados por los agentes, Cavallé habría utilizado una artimaña para apropiarse de una bicicleta eléctrica de alta gama, simulando una compra que nunca llegó a realizar. El presunto estafador habría entregado un recibo falso al vendedor para acreditar que había pagado el importe de la compra mediante una transferencia bancaria y se habría hecho así con la mercancía, que en realidad no habría pagado. Un hito del que se jacta en el audio enviado a su amiga: "Pero bueno, no, no, no, no la he robado, he hecho mucho mejor. Tengo el cargador, tengo los papeles, tengo la factura y todo, pero no la he pagado. ¿Sabes lo que quiero decir? Una pasada, tío. Sí… caña. Ha sido una obra maestra lo que he hecho".

Huida a Londres

En otro mensaje, Cavallé especula con un plan para deshacerse de la mercancía vendiéndola en Wallapop (web de compraventa de productos de segunda mano), pero detalla que no puede hacerlo porque se delataría. Y bromea diciendo que para cuando el vendedor se dé cuenta de que no ha pagado la bicicleta, él ya estará lejos: "Cuando la peña vea que la pasta no le llega, estaré en Londres, me habré marchado a Londres, ¿me entiendes?".

Cavallé fue detenido en marzo. Los Mossos d'Esquadra lo localizaron en un parque de Barcelona junto a una bicicleta. /CEDIDA A EL PERIÓDICO

La predilección del supuesto embaucador por las bicicletas es conocida por los investigadores. Cavallé tiene pendiente sentarse en el banquillo del juzgado de instrucción 5 de Pamplona acusado de estafar a un hombre que le pagó 800 euros por una bici de la marca TREK que finalmente no recibió. La fiscalía, que pide a Cavallé dos años de prisión, asegura que él y un amigo suyo "con ánimo de lucro y actuando de común acuerdo, anunciaron en la página de internet milanunios.es la venta de una bicicleta con un precio de 800 euros, sin intención real de venderla y con ánimo de inducir a error a algún comprador". De este modo, "el acusado Albert Cavalle contactó con la víctima, haciéndole creer que recibiría el mencionado producto, ingresándole él el dinero en una cuenta a nombre del otro acusado, quien obtuvo el dinero junto con Cavallé, pero nunca enviaron la bicicleta al comprador".

Complot por despecho

Las grabaciones, ahora en poder de los mossos, son lo más parecido a una confesión de Cavallé, que hasta ahora ha negado cada una de las acusaciones formuladas contra él, argumentando que todas las denuncias forman parte de un complot organizado por una expareja suya y el resto de mujeres para hacerle daño. Sin embargo, en el caso de las bicicletas se trata de "una estafa pura y dura, sin supuestas novias despechadas y sin que medien relaciones sentimentales, que es la excusa fácil con la que pretende salvarse siempre. A ver cómo encaja eso en su mentira de mujeriego víctima de féminas vengativas", apuntan en el entorno de las víctimas.

Lo cierto es que el supuesto embaucador también habría reconocido su método de engaño a un amigo suyo, como ya publicó este diario. En un mensaje de móvil aportado por las denunciantes al juez, dio detalles sobre su forma de actuar con las mujeres: "Mis palos son más finos, engañando a una niña… te haces medio novio y luego desaparición y a por otra".

Temas: Estafas