Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

El fiscal pide 20 meses de cárcel para el ex subdelegado del Gobierno en Barcelona por su relación con la mafia rusa

Eduard Planells dio "trato de favor" y consiguió papeles para conocidos y parientes de Tariel Onian, según Anticorrupción

Luis Rendueles Vanesa Lozano

La Fiscalía Anticorrupción pide 20 meses de prisión para el que fuera subdelegado del Gobierno en BarcelonaEduard Planells, por presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias, según el escrito presentado ante la Audiencia de Barcelona y al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. Según el fiscal, Planells, que fue subdelegado del Gobierno entre 2004 y 2007, dio un trato de favor "arbitrario e injustificado" a dos ciudadanos vinculados a grupos mafiosos rusos, especialmente al capo o vor v zakone (ladrón de ley) Tariel Oniani, actualmente encarcelado en Rusia y pendiente de extradición para ser juzgado en España.

El escrito de la acusación explica que Planells consiguió un beneficio económico  de ese trato de favor, aunque admite que su cantidad "no ha podido ser determinada". Según la fiscalía, el subdelegado del Gobierno en Barcelona dio órdenes a sus subordinados para que "resolvieran favorablemente y/o con una preferencia que no les correspondía" diversos expedientes presentados en nombre de empresas propiedad o amigos del señor Tetruashvili. Se trata de un empresario dueño de restaurantes en Barcelona que fue detenido por la Guardia Civil e investigado por sus conexiones con la mafia rusa.

El diputado Teixidó

En esa línea, y siempre según las investigaciones, Planells y su departamento fueron concediendo permisos de trabajo y residencia a once personas, algunas de ellas vinculadas a Oniani y su grupo. Entre ellos, dos parientes del capo ruso y una amante suya. Toda esa relación privilegiada se inició, según el escrito del fiscal anticorrupción, José Grinda, cuando el que entonces era diputado de Convergència i Unió en el Parlament, Antoni Fernández Teixidó, "facilitó" una reunión entre el subdelegado del Gobierno y Tetruashvili, que dijo actuar "en nombre y representación de una ONG llamada OPAC (Organización para la Ayuda y Formación de los países de la CEI).

Planells fue detenido en julio del 2007. Junto a él fueron arrestados otras personas, dos de ellas funcionarias de la subdelegación del Gobierno en Barcelona. Planells había dejado su puesto como subdelegado un mes antes y fue contratado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. El juez de la Audiencia Nacional decretó su libertad provisional, al igual que a los otros tres acusados. Uno de los detenidos estaba vinculado a una asociación para la adopción de niños rusos. 

El juicio contra los mafiosos rusos instalados en Cataluña y que fueron descubiertos en 2005 por la operación Avispa de la Guardia Civil aún no ha podido celebrarse. El jefe de todos ellos, Tariel Oniani, considerado ladrón de ley y líder del grupo Kutaiskaya, está acusado de blanqueo de capitales, asociación ilícita, falsedad documental, delito contra la Hacienda pública e inmigración ilegal en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional, pero Rusia no concede su extradición a España.