Ir a contenido

CONVIVENCIA DIFÍCIL

El Govern prepara la extracción del oso Goiat del Vall d'Aran

El 'conseller' Calvet anuncia la elaboración de un protocolo nuevo que justificará la operación

El Periódico

Goiat en una imagen tomada hace dos años.

Goiat en una imagen tomada hace dos años. / EL PERIÓDICO

El 'conseller' de Territori i Solidaritat, Damià Calvet, aseguró este sábado que está trabajando en el rptocolo que habrá de servir para justificar la extracción del oso Goiat de los bosques del Vall d'Aran al oso Goiat, tras las quejas de los ganaderos de la zona por los repetidos ataques del animal a sus rebaños. Calvet se ha reunido en Vielha con el Síndic d'Aran, Carles Barrera, y ha afirmado que quiere "seguir trabajando en la protección de la biodiversidad, haciéndola compatible con la actividad humana, tanto la ganadería extensiva como el turismo".

En la reunión, el 'conseller' ha puesto de relieve que ha de ponerse en marcha un protocolo nuevo para sacar a Goliat de la zona toda vez que es una especie que "está muy protegida" y cualquier actuación es seguida de cerca por las instituciones europeas. El responsable subrayó que en los 23 años que lleva en marcha el programa de reintroducción ningún oso había llegado a generar tanta tensión como Goiat.

Calvet hizo énfasis en que el programa de reintroducción del oso en el Pirineo incluye "medidas preventivas y reactivas", preventivas ha destacado "la agrupación de rebaños de ganado pequeño, que funciona perfectamente", y ha recordado que cuando se produce un ataque, indemnizan a los ganaderos. "Todo lo que sea avanzar en estos procedimientos, que tenemos que hablar con el territorio y con el sector de la ganadería, permitirán lograr una mejor convivencia", ha señalado.

Medidas de disuasión

Calvet ha anunciado que en los próximos meses la Generalitat trabajará en un estudio para delimitar el territorio del oso "en función del número de ejemplares, los usos del suelo, el número de hectáreas y la extensión y tipología de la actividad humana". Desde el pasado mes de abril se han registrado más de una docena de ataques del oso, uno de ellos en Francia. En el Vall d'Aran, Goiat ha causado una quincena de bajas en la ganadería, y ha obligado a la reciente puesta en marcha de una serie de medidas para disuadir al animal de atacar a los rebaños. 

El dispositivo, pactado entre la Generalitat, el Consejo General de Aran y la Office Nationale de la Chasse et de la Faune Sauvage de Francia, prevé el uso de balas de goma o caucho, ruidos, luces y el uso de repelentes y electricidad cerca de las presas para intentar modificar el comportamienyo de Goiat. El equipo de seguimiento transfronterizo diagnosticó que el oso presenta un "comportamiento predador anómalo".

Temas: Osos

0 Comentarios
cargando