Ir a contenido

Detenidos una decena de estibadores que ayudan a los narcos a colar droga en Algeciras

Integrantes de un grupo criminal, fueron interceptados cuando trasvasaban 480 kilos de coca hasta sus mochilas para sacarlo del puerto

Julia Camacho

Desarticulación de un grupo criminal integrado por varios trabajadores del puerto de Algeciras, entre ellos cinco estibadores, que operaban para una amplia red de narcotraficantes, a los que ayudaban a introducir droga.

Desarticulación de un grupo criminal integrado por varios trabajadores del puerto de Algeciras, entre ellos cinco estibadores, que operaban para una amplia red de narcotraficantes, a los que ayudaban a introducir droga. / EFE / GUARDIA CIVIL (EFE)

Agentes de la Guardia Civil de Algeciras han logrado desarticular una “colla” de estibadores y trabajadores del puerto gaditano que formaban un grupo criminal coordinado para ayudar a los narcos a  introducir y sacar de las instalaciones portuarias grandes cantidades de sustancia estupefaciente. En el momento de su arresto habían logrado sacar de varios contenedores hasta 480 kilos de coca que trasvasaron a sus mochilas y que trataban de ocultar en la cabeza tractora de un camión. En total se han producido 21 arrestos, ya que también han caído intermediarios de la zona.

El servicio de Aduanas y la Fiscalía del Campo de Gibraltar confirman que Cádiz, y especialmente el puerto de Algeciras, es la principal puerta de entrada de droga a nuestro país. Sobre todo hachís, pero también coca y otras sustancias estupefacientes. Ahora, las fuerzas de seguridad han asestado un duro golpe a las infraestructuras de apoyo de los narcos en esa zona, ya que tenían la ayuda justo dentro del puerto. La Guardia Civil no duda en hablar de una “colla de estibadores corruptos”, ya que en su mayoría eran personal de la estiba, de empresas de transportes e incluso transitarios de aduanas, que según las averiguaciones trabajaban para una amplia red de intermediarios perfectamente organizados que ofrecían sus servicios a las organizaciones de narcotraficantes. Entre los investigados se encontraba el conocido como ‘Maradona de la cocaína’, un narco asesinado recientemente en Marbella a la salida de la comunión de su hijo.

La investigación se inició a raíz de un intercambio de información con la Policía Federal de Brasil y la Policía Judiciaria de Portugal, en la que se constata una posible operación de compra venta de cocaína en Madrid y la existencia de una organización criminal afincada en el Campo de Gibraltar, que operaba con numerosos narcotraficantes asentados en nuestro país y en otros países europeos. Las pesquisas, que se prolongaron durante meses, permitió detectar la presencia en nuestro país de miembros de organizaciones criminales procedentes de Colombia, Francia, Marruecos y Holanda.

1.200 kilómetros en un día

Los agentes de la Guardia Civil pudieron comprobar cómo en esas reuniones con los narcos, la red española iba incrementando cada vez más las medidas de seguridad. Así, aunque contaban con un ‘piso franco' que la organización utilizaba para sus negociaciones y ultimar los detalles de su actividad delictiva, los miembros de la trama procuraban encontrarse en zonas cada vez más aisladas y solitarias, llegando a hacer hasta 1.200 kilómetros en un sólo día para entrevistarse con diferentes personas implicadas en esta trama en distintos puntos de la geografía española. Además, empezaron a realizar contra vigilancias continuas así como un control exhaustivo sobre sus propios vehículos, lo que sirvió a los guardias de pista de que tenían cobertura suficiente para la llegada inminente de un posible envío de sustancia estupefaciente.

También descubrieron que la red había adquirido en una tienda de espionaje de la provincia de Cádiz material informático y de telefonía encriptado, cuya información era eliminada de forma remota en caso de ser detenidos a fin de no comprometer al resto del grupo. 

Finalmente, a principios del pasado mes de mayo se decidió establecer un riguroso dispositivo policial que permitió la intervención de 480 kilogramos de cocaína que iban a ser extraídos del puerto de Algeciras ocultos en la cabeza tractora de un camión que previamente había accedido a las instalaciones portuarias. La droga fue intervenida en varias mochilas por trabajadores portuarios, que previamente habían sacado de contenedor que había llegado desde Guayaquil hacía pocos días violentando los precintos correspondientes. Los agentes pudieron comprobar que la organización tenía el rescate de la droga “perfectamente coordinado”, ya que tenían controlados los cuadrantes de servicio de los trabajadores a sueldo de la misma, así como la seguridad de que el citado contenedor no iba a ser sometido a ninguna inspección. Se ha decretado ingreso en prisión para la mayoría de los detenidos, dándose por desmantelada la principal "colla de rescatadores de droga" que operaba en el Puerto de Algeciras.

Heridos dos guardias embestidos por los narcos

Las últimas aprehensiones de droga han incrementado la tensión en el Campo de Gibraltar, donde dos guardias civiles resultaron heridos leves este lunes al ser embestido su coche patrulla por el todoterreno de unos presuntos narcos en La Línea de la Concepción. Según denuncia la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), los agentes, integrantes del grupo Fiscal y de Fronteras, se dirigían a la playa tras ser alertados de que se estaba produciendo un desembarco de hachís con varios todoterreno listos para transportar la droga.

Tras ser descubiertos, el todoterreno que actuaba de ‘lanzadera’ del convoy se dirigió contra el coche patrulla y se empotró contra él para evitar que interceptara a los otros tres vehículos que portaban la droga, dándose a la fuga sus dos ocupantes. El impacto dejó completamente destrozados el frontal de ambos coches. Los dos agentes resultaron heridos leves y fueron trasladados a un centro sanitario. Uno de ellos continúa de baja. La Guardia Civil desplegó de inmediato un dispositivo en la zona para localizar a los protagonistas del accidente, cuyo coche no portaba droga. Finalmente se pudo detener a una persona implicada en el suceso, aunque la operación sigue abierta. Desde la AUGC han denunciando en numerosas ocasiones que la actitud de los narcos “es cada vez más violenta” para evitar la acción de los agentes.

0 Comentarios
cargando