Ir a contenido

Sindicato del crimen de matriz rusa

Macrooperación contra la mafia armenia en toda España

Mossos y Policía Nacional arrestan a 142 delincuentes que pagaban mórdidas a la organización criminal a la que estaban 'federados' por su nacionalidad

Las pesquisas arrancaron con el doble asesinato de Terrassa en la calle Nàpols, que da nombre a una investigación conectada con el hampa georgiana

G. Sànchez / J.G. Albalat / V. Lozano

Registro policial en Badalona en el marco de la operación Nápoles contra la mafia armenia. / JOSEP GARCIA (VÍDEO: ACN)

Los Mossos d'Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía están llevando a cabo este martes por la mañana una macrooperación a escala estatal contra la mafia armenia por delitos de narcotráfico, compraventa de armas, contrabando de tabaco, robos en domicilios, secuestros, extorsiones, amenazas, coacciones y tentativa de asesinato. 

Esta mafia de origen armenio había levantado en España una estructura criminal cuyas bases estaban asentadas en Barcelona, Madrid y Valencia. Pero entre los 73 domicilios y locales que están siendo registrados esta mañana -por más de 1.000 policías- algunos se encuentran tamibén en Elche, Cartagena, Alicante, Albacete y Vitoria. Los policías tienen orden de detener a 142 personas, entre ellos los que se encuentran los seis presuntos cabecillas de la trama, uno de ellos capturado en Badalona, en la calle Torrent d'en Grau.

La operación está siendo coordinada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Terrassa y la Fiscalía Anticorrupción y cuenta con agentes de la Europol. Según fuentes de la investigación, se trata de una operación pionera en Europa, donde en los últimos años se han desarrollado importantes operaciones contra mafias georgianas y rusas, pero todavía no se había escarbado policialmente en la armenia. Las mismas fuentes reconocen que ha sorprendido la evolución delictiva de este entramado criminal armenio, que arrancó vinculado a la mafia georgiana pero que decidió crecer por su cuenta, copiando el modo y estructura de funcionar, y utilizando una violencia extrema para llevar a cabo sus propósitos. 

Doble asesinato de Terrassa, el origen 

Según han informado fuentes policiales, la investigación -llamada Nàpols-  comenzó en enero del 2016. Fue entonces cuando se produjo un doble crimen en el número 6 de la calle de Nàpols de Terrassa. Fue precisamente el nombre de esta calle el que sirvió para bautizar la investigación policial que ha culminado este martes. Una de las víctimas del doble homicidio era Gela Garishvili, considerado por los investigadores policiales como el número 2 de la mafia georgiana, con ramificaciones en toda España y parte de Europa.

Las pesquisas sobre el doble crimen desencadenaron, en noviembre del 2017, la primera fase de la 'operación Nàpols', con el arresto de una treintena de personas. Pero tras este primer golpe, los investigadores pusieron su lupa sobre los armenios y, al tirar de este hilo, descubrieron que los ciudadanos de esta nacionalidad habían reproducido un entramado similar al georgiano y ya eran completamente autónomos. 

Sindicato del crimen

El funcionamiento del crimen organizado de origen ruso se rige por un código interno conocido como 'vor v zakone'  (ladrón en la ley). La mafia armenia opera como el resto de hampas de raíz soviética. El funcionamiento consiste en crear una asociación entre todos los delincuentes que 'trabajan' en las respectivas 'skhodkas', los territorios a partir de los que delimitan el radio de acción de cada organización local. 

Sin importar la actividad delictiva que elijan cada uno de los delincuentes, todos ellos están obligados a pagar un tributo a la cúpula de su territorio, que puede o no coincidir con las fronteras de los estados. No hacerlo acarrea consecuencias salvajes. Porque, aunque la experiencia policial ha observado que tratan de no ser agresivos con los ciudadanos autóctonos con los que conviven -como los españoles en este caso-, entre ellos sí son muy violentos y no pagar religiosamente los impuestos implica recibir palizas, secuestros o incluso ser asesinado. El doble homicidio de Terrassa deja constancia de ello.

Los líderes a cargo de cada Skhodka son quienes manejan una caja común, la 'obschak', que recoge todos los beneficios derivados de las actividades ilegales de todos los compatriotas. Además, los peones deben hacer donaciones puntuales y extraordinarias que no se corresponden con 'mordidas' de los golpes que han dado sino que las pagan como cuotas para seguir perteneciendo a la organización. 

Este entramado armenio reunía a delincuentes que operaban por su cuenta en España pero que financiaban este sindicato del crimen. Entre los distintos criminales 'federados' se encuentran narcotraficantes, mercaderes de armas, ladrones de pisos y, también, personas dedicadas al amaño de competeciones deportivas, sobre todo de tenistas, que se celebraban en países extranjeros. Los deportistas que tentaban no eran de élite sino tenistas que pertenecían a categorías inferiores al circuito ATP y que se encontraban participando en torneos fuera de España. 

Gran parte de las pesquisas se centran ahora en el sistema de blanqueo de capitales que seguía la cúpula con todo el dinero amasado a partir de tributos y cuotas que hacían pagar a sus compatriotas. 

Los hermanos Shushanasvili

La operación de más calado contra la mafia georgiana -matriz de esta organización criminal armenia- tuvo lugar en marzo del 2010, cuando se desplegó la operación Java-Hayastán en cinco países, que posibilitó la detención de más de 70 delincuentes, entre ellos Kajaber Shushanasvili. Este georgiano, desde su piso en la calle de Marina de Barcelona, dirigía la organización a las órdenes de su hermano mayor, Lasha, considerado el gran patriarca de la mafia georgiana. Los dos hermanos están actualmente en prisión.

0 Comentarios
cargando