Ir a contenido

tras la libertad provisional

La jueza del primer caso de abusos de 'La manada' también dicta medidas cautelares

La titular del juzgado de Pozoblanco impone a los cuatro acusados una orden de alejamiento de 500 metros

J. G. Albalat

Dos miembros de ’La manada’, Jesús Escudero y Alfonso Jesús Cabezuelo, con su víctima en Pozoblanco.

Dos miembros de ’La manada’, Jesús Escudero y Alfonso Jesús Cabezuelo, con su víctima en Pozoblanco.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozoblanco, Eva Sesma, ha dictado medidas cautelares contra cuatro miembros de 'La manada' imputados por un caso de abusos a una joven en la localidad cordobesa, ocurrido dos meses antes de que los mismos individuos y uno más agredieran sexualmente a una joven madrileña en los Sanfermines del 2016. La jueza ha ordenado a estas personas que no se acerquen a 500 metros de la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar frecuentado por ella.

La jueza también prohíbe a los investigados establecer cualquier tipo de comunicación con la víctima, ni directamente ni a través de terceras personas. Y mantiene este veto aun cuando la propia víctima accediera a hablar con ellos. 

El caso de Pozoblanco salió a la luz pública después de conocerse los hechos de los Sanfermines del 2016, por los que los cinco miembros de 'La manada' fueron condenados a nueve años de cárcel por abusos sexuales, pero no por violación. La sentencia desató una ola de indignación en toda España que se vio avivada la semana pasada después de que el tribunal de la Audiencia de Navarra decretara la libertad provisional para los condenados. Según los magistrados de Pamplona, no existe riesgo de fuga, ni la posibilidad de que los reos reincidan. Los acusados esperarán en su casa que se resuelva nlos recursos contra la sentencia.  

Ha sido precisamente a raíz de esa decisión de dejar libres a los condenados por lo que ha actuado la jueza de Pozoblanco. La magistrada sostiene que existen "indicios" suficiente para considerar que los cuatro de los miembros de 'la Manada' (Alfonso Jesús Cabezuelo, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y José Ángel Prenda) realizaron el 1 de mayo del 2016, durante las fiestas de Pozoblanco,  actos "que atentaron contra la libertad sexual de la víctima". Los acusados grabaron  vídeos con tocamientos a la víctima y compartirlos en dos grupos de Whatsapp.

Temas: La Manada