Ir a contenido

El expapa del Palmar y su mujer, detenidos por homicidio involuntario tras asaltar la Iglesia Palmariana

Ambos fueron ingresados en un hospital de Sevilla al resultar heridos por arma blanca

Julia Camacho

Entrada al Palmar de Troya, en Utrera (Sevilla).

Entrada al Palmar de Troya, en Utrera (Sevilla). / EFE / FERMÍN CABANILLAS

Parecía un simple intento de robo en la basílica del Palmar de Troya, la polémica secta de Utrera (Sevilla) que santifica a Francisco Franco, en el que los dos supuestos atracadores fueron sorprendidos este domingo por uno de los fieles del recinto. Los tres resultaron heridos de diversa consideración en el enfrentamiento con las armas blancas que portaban los asaltantes. Pero la noticia saltaba a primera hora del lunes, cuando se descubría que los supuestos ladrones eran el antiguo Papa de la Iglesia Palmariana, Ginés Jesús Hernández, más conocido como Gregorio XVIII, y la mujer por quien apostató y abandonó la orden religiosa, Nieves Triviño.

Fuentes de la guardia Civil han confirmado que Triviño, funcionaria municipal en el ayuntamiento de Monachil (Granada), donde reside la pareja, fue dada de alta en el hospital en la mañana del lunes tras ser atendida de heridas de arma blanca, tras lo cual quedó detenida por la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil por los supuestos delitos de robo con fuerza y homicidio involuntario en grado de tentativa. Ginés Hernández, por su parte, continúa ingresado en el centro sanitario con una herida de gravedad en el tórax, aunque cuando se recupere será detenido por los mismos cargos. La tercera persona, que frenó a ambos, resultó también herido pero sus heridas revisten menos gravedad.

El rocambolesco incidente protagonizado por quien una vez fue el sumo pontífice de la  iglesia palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz -fundada en 1978 por el 'Papa Clemente' a partir de un cisma de la católica-, se produjo en la tarde del domingo, según adelantó Canal Sur. Al parecer, tanto Hernández como Triviño se acercaron al recinto “encapuchados” y con utensilios para perpetrar un supuesto robo. Tras saltar la muralla que rodea este peculiar espacio por uno de los puntos más bajos del perímetro, se encontraron con alguna persona, al parecer un joven sacerdote, que estaba realizando labores de mantenimiento.

Se produjo entonces un forcejeo entre los tres, y gracias a los gritos que se oían, los sacerdotes de la iglesia se percataron de intento de robo y llamaron de inmediato a las fuerzas de seguridad, que se personó en el lugar junto a un helicóptero de emergencias sanitarias para trasladar a los heridos. La Guardia Civil investiga ahora lo ocurrido, aunque todo apunta a que Ginés Hernández estaría tratando de recuperar parte de los objetos que en numerosas ocasiones ha asegurado que le pertenecían y que se quedaron en la basílica.

Ex seminarista y exmilitar español, el Papa Gregorio XVIII dio la espantada el 22 de abril de 2016 cuando, para sorpresa de todos, dijo adiós al Palmar de Troya y reconociendo su crisis de fe se marchó en un BMW en busca de su novia, una funcionaria granadina cuya familia había sido miembro de la orden pero que logró salir. Se casaron y junto a ella comenzó a denunciar la “farsa” de los Carmelitas de la Santa Faz, asegurando que todo era un montaje para sacar dinero a los fieles más crédulos. Mientras ella protagonizaba portadas de Interviú, él se afiliaba al PP de Granada –que abandonó meses después-- y sus antiguos correligionarios le acusaban de codicioso, reprochándole el férreo y absurdo mandato que impuso pero que no cumplía. Su sucesor, el sacerdote suizo Joseph Odermatt que había sido su secretario de Estado, llegó a remitir cartas a los fieles asegurando que el desertor era “una bestia maldita”.