Ir a contenido

muertes en el pantano

El doble crimen de Susqueda será juzgado por un jurado popular

Jordi Magentí, que acusa a su hijo, se ha negado a declarar en una comparecencia ante el magistrado este miércoles

J. G. Albalat

Jordi Magentí tras el registro de su vivienda, en febrero del presente año.

Jordi Magentí tras el registro de su vivienda, en febrero del presente año. / JORDI RIBOT PUNTI ICONNA

El acusado por el doble crimen del pantano de Susqueda (Girona), Jordi Magentí, ha comparecido este miércoles en el Juzgado de Instrucción 2 de Santa Coloma de Farners donde le han anunciado que su caso se seguirá por dos delitos de asesinato y que será juzgado por un jurado popular. El detenido por el asesinato en agosto del 2017 de Marc H. y Paula M., de 23 y 21 años, se ha acogido a su derecho a no declarar, a pesar de que un compañero de prisión ha explicado que el acusado le confesó que su hijo había sido el autor del crimen. La defensa ha avanzado que el procesado hablará cuando concluyan las pesquisas.

El juez ha transformado lo que hasta ahora eran unas diligencias previas en un procedimiento del jurado. La ley que regula esta figura establece que cuando esto se produce, el magistrado instructor debe citar al procesado para comunicárselo y tomarle declaración. Es en este momento procesal, cuando el fiscal, la defensa y la acusación particular, en este caso en nombre de las familias de las dos víctimas, proponen pruebas. Y así lo ha hecho cada una de las partes, según han asegurado fuentes judiciales. El togado deberá  pronunciarse sobre si las que acepta.   

La defensa de Magentí ha pedido que se sobresea provisionalmente la causa y una treintenta de diligencias de prueba. Entre ellas, que se cite a declarar en el juzgado a la esposa del acusado, que se encuentra en Colombia, y rechaza que los Mossos se trasladen al país sudamericano para interrogarla. También ha pedido que declare el hijo del acusado y otros nueve testigos, así como que se practique al acusado una pericial psicológica y que muestras recogidas en una playa del pantano.

Instrucción larga

El letrado de la acusación particular, Carles Monguilod, que representa a las familias de los jóvenes asesinados, ha asegurado que ante las pruebas solicitadas, se augura "una instrucción larga". En su opinión, las diligencias planteadas por la defensa quieren dejar "sobre la mesa la posibilidad de que, en el lugar de los hechos y en aquel momento, podría haber otras personas". "Quieren saber por qué los Mossos descartan otras autorías de otros sospechosos", ha sostenido.

Por ahora, el arma del crimen no se ha encontrado. La fiscalía no descartaba volver a buscarla en el pantano. A pesar de ello, se ha requerido a la Guardia Civil que acredite si el procesado, que ya fue condenado por asesinar a su anterior mujer en 1997 con una escopeta, tiene permiso de armas. Otras pruebas reclamadas son que se interrogue a más personas del entorno de Magentí para conocer sus costumbres y carácter.

Las declaraciones de testigos, las imágenes de las cámaras del pantano y la declaración del detenido hace creer a los investigadores que Magentí coincidió en la playa de la Rierica con la pareja del Maresme que había ido allí para hacer una excursión en kayac. Y que entre las 11.20 y las 11.26 de ese 24 agosto los mató a tiros.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.