Ir a contenido

Otra tragedia en el mar

Cinco inmigrantes muertos y al menos 12 desaparecidos tras volcar una patera cerca de Almería

Salvamento Marítimo ha socorrido a otras 182 personas de cuatro pateras en Cádiz y Almería

Desmantelan una red que cobraba 4.000 euros a los inmigrantes por cruzar el Estrecho en moto acuática o barcas hinchables

Julia Camacho

Otros 17 subsaharianos han sido rescatados con vida. / ATLAS VÍDEO

Salvamento Marítimo busca a al menos 12 inmigrantes que estarían desaparecidos tras caer de una embarcación este miércoles por la tarde. Los servicios de rescate localizaron los cuerpos de cinco personas y a 17 supervivientes, que contaron que en la embarcación viajaban al menos 35 personas, todas ellas de origen subsahariano. Pese al mal tiempo, que complicó el dispositivo de búsqueda, los servicios de rescate localizaron ayer a otras 199 personas en las costas de Almería y Cádiz, y buscaban una quinta patera con decenas de inmigrantes a bordo.

Fueron los supervivientes quienes, al llegar al puerto de Almería “con mucho frío, cansados y en estado de shock tras haber tragado mucha agua” relataron que había una docena de desaparecidos tras caerse de una embarcación avistada el miércoles a 15 millas al sureste de la Isla de Alborán, en Almería. Pero las horas transcurridas y el mal tiempo disminuían las opciones de hallarlos con vida, según reconocieron desde Cruz Roja. De hecho, la falta de visibilidad dificultó que los medios aéreos se sumaran a la búsqueda este jueves.

En un primer momento Salvamento Marítimo rescató cuatro cadáveres y a 18 personas con vida, dos de las cuales estaban en estado muy grave y fueron evacuadas en helicóptero. Pero uno de ellos, en parada cardíaca, no llegó al hospital con vida.

La oleada de patera coincidió con la desarticulación en Almería de una red de trata que cobraba 4.000 euros por cruzar a los inmigrantes por el Estrecho de Gibraltar a bordo de motos acuáticas o barcas hinchables que simulaban faenar para pasar inadvertidas. Las barcas eran fletadas desde pesqueros o embarcaciones semirrígidas que salían de las costas cercanas a Tánger (Marruecos), y se acercaban hasta el límite de las aguas territoriales, donde les abandonaba las barcas a su suerte “con la única indicación de que navegaran hacia las costas españolas”.

La red fijaba un suplemento de 500 euros si el inmigrante quería un primer alojamiento en nuestro país, según fuentes policiales. Una vez en tierra firme en España, y si en función de la tarifa pagada, les recogían y trasladaban a otros puntos del país, generalmente Almería.

La Policía pudo comprobar que la red llegó a proveer de documentación falsa o de otras personas con rasgos parecidos a algunos de los inmigrantes para facilitarles el paso de los controles fronterizos. E incluso aprovechaban los trayectos por mar para introducir droga en nuestro país. La droga, que venía marcada con una señal específica para cada cliente para facilitar el posterior reparto, era trasladada a Almería para su distribución y venta. Los 19 arrestados han sido acusados de los presuntos delitos de pertenencia organización criminal, contra el derecho de los ciudadanos extranjeros y contra la salud pública.

Las llegadas aumentan un 29,5%

La llegada de inmigrantes desbordó en 2017 a los servicios de rescate y atención, y se mantiene al alza en el primer trimestre de este año, según la Delegación del Gobierno en Andalucía, que reconocía que los datos estaban amortiguados por los continuos temporales que azotaron la zona en esas fechas. Así, hasta el 19 de abril habían sido rescatadas en las costas andaluzas 3.366 personas, un 29,5% más que el año anterior, mientras que el volumen de pateras ascendía un 23% y se situaba en 133 embarcaciones.

Temas: Inmigración