Ir a contenido

Cuatro narcos detenidos tras un cruce de disparos con la Policía en Algeciras

Intervienen otras seis 6 toneladas de droga escondidas en un zulo hidráulico bajo una ducha en La Línea

Julia Camacho

Miembros de la Policía Nacional exponen las ocho toneladas de hachís incautadas tras un tiroteo en Algeciras. 

Miembros de la Policía Nacional exponen las ocho toneladas de hachís incautadas tras un tiroteo en Algeciras.  / A Carrasco Ragel

La Policía Nacional ha detenido en Algeciras (Cádiz) a cuatro supuestos narcos tras un intercambio de tiros con los agentes, a los que confundieron con miembros de una banda rival. Los narcos trataban de proteger un edificio donde almacenaban un alijo, conocidos como “guarderías”.

Fuentes policiales han explicado que las detenciones se produjeron la noche del miércoles en la zona de Botafuegos, tras detectar los agentes movimientos sospechosos en una de las fincas. Al acercarse al lugar fueron recibidos con disparos, algunos de los cuales impactaron en el suelo cerca de los agentes. Los tiradores se atrincheraron entonces en la “guardería” durante cerca de dos horas para proteger la mercancía –más de dos toneladas-- de lo que creían era un intento de robo, por lo que los policías tuvieron que solicitar refuerzos. Se estableció entonces un fuerte dispositivo policial en torno a la vivienda y se solicitó un negociador policial, que finalmente logró convencerlos para que depusieran su actitud y salieran.

Técnica sofisticada

Pocas horas antes, la Policía intervenía otras seis toneladas de cocaína ocultas en un sofisticado zulo hidráulico en La Línea. Los agentes detectaron a media tarde a un individuo sospechoso que al percatarse de la presencia policial intentó ocultarse en una nave. Al acceder al lugar, sorprendieron a varios jóvenes que trataron de darse a la fuga por el tejado, aunque lograron detener a uno de ellos. Tras inspeccionar el lugar, descubrieron un zulo situado bajo una ducha, y diseñado con un complejo sistema hidráulico accionado con un mando. En su interior se almacenaban 172 sacos de arpillera con más de 6.000 kilos de droga, aunque en la operación se ha intervenido además una furgoneta robada en Francia y que contaba con placas dobladas.

Desde la Delegación del Gobierno han felicitado a las fuerzas de seguridad por ambas operaciones, insistiendo en el “constante refuerzo” de agentes en la zona. “Este sistema hidráulico señala que el nivel de sofisticación de las técnicas de los narcotraficantes es cada día más compleja, pero la buena labor, la eficacia y la profesionalidad de la Policía Nacional ha dado un resultado muy óptimo hasta el punto de recuperar” esta mercancía, se congratuló el delegado del Ejecutivo en Andalucía, Antonio Sanz.

0 Comentarios
cargando