Ir a contenido

TRÁFICO DE DROGAS EN CÁDIZ

La ayuda de vecinos permite a un narco huir de la Policía en La Línea

Los agentes tuvieron que realizar varios disparos al aire para defenderse de una "avalancha" de individuos

Julia Camacho

Los hechos ocurrieron en el Parque Nacional Volcán Rincón de la Vieja.

Los hechos ocurrieron en el Parque Nacional Volcán Rincón de la Vieja. / EFE

El refuerzo policial en el Campo de Gibraltar parece haber disuadido a los narcos, que han reducido su actividad en las últimas semanas, pero no así a los vecinos que colaboran de alguna manera con ellos, y que no dudan en enfrentarse a las fuerzas de seguridad para proteger las escasas ganancias de estos días. El fin de semana, varias decenas de ellos intentaron agredir a agentes de la Policía Nacional para evitar que detuvieran a un narcotraficante al que llevaban persiguiendo varios minutos y que consiguió zafarse, aunque perdió los 510 kilos de hachís que transportaba.

El suceso se produjo la noche del pasado domingo, cuando una patrulla se percató de un vehículo de alta gama, un modelo usado habitualmente por los narcos, que circulaba por las calles de La Línea de la Concepción (Cádiz) con la parte trasera muy baja por exceso de carga, por lo que los agentes se dirigieron hacia él para darle el alto. Comenzó entonces una persecución de al menos 15 minutos en la que el narco colisionó incluso con varios coches estacionados. La carrera llegó a uno de los barrios más marginales de la zona, "donde sabía que iba a estar arropado", narran fuentes policiales.

Allí, el narco emprendió la huida a pie y logró introducirse en una vivienda. En ese momento "una avalancha de vecinos" se encaró con los agentes que le perseguían, arrojándoles cosas para "intentar agredirles y que no detuvieran al huido". Los policías, entonces, tuvieron que realizar varios disparos al aire para defenderse. En el incidente no se han registrado heridos, y el narcotraficante ya ha sido identificado, por lo que se intensifican las labores para detenerlo. 

Desde el Sindicato Unificado de la Policía Nacional (SUP) reiteran que "rara es la semana en la que no tenemos persecuciones y disparos al aire para defendernos". Y dicen que los ánimos "están más calientes" a causa del refuerzo policial implantado en la zona a raíz del asalto de una veintena de encapuchados al hospital para liberar a un narco detenido. "Los meses de revuelo en Catalunya les han venido muy bien a los narcos -ironizan-, pero ahora el refuerzo se ha notado y hay un descenso de las 'importaciones'". Así, antes llegaban a salir hasta 12 embarcaciones cada noche, cada una cargada con entre 2.000 y 3.000 kilos de droga (valorados en aproximadamente unos 6 millones de euros), y ahora apenas salen, de ahí que traten de proteger cualquier alijo porque son muchas las personas que comen de ello. "Dos semanas para ellos es una ruina, están enfadados y van a por todas".  

0 Comentarios
cargando