Ir a contenido

EN CALDAS DE REIS

Golpe en Pontevedra a una mafia hispanobúlgara de la heroína

Efe / Pontevedra

Se ha desarticulado una banda criminal de origen búlgaro que traficaba con el estupefaciente en España y Portugal. / ATLAS VÍDEO

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han desarticulado en Caldas de Reis (Pontevedra) una organización de narcotraficantes y se han incautado de 65 kilos de heroína, la mayor cantidad decomisada en España en los últimos años. Las 11 personas detenidas en la operación han ingresado en prisión.

La organización desarticulada utilizaba las vías de distribución gallegas para trasladar la droga, recibida de Bulgaria, al resto de España y a Portugal.

Los 11 detenidos, entre los que se encuentra el principal responsable, son cinco personas españolas, otras cinco búlgaras y un hombre de nacionalidad portuguesa. 

Según ha informado este miércoles la Policía Nacional, la Operación Tirabuzón se había iniciado en el 2016, cuando los agentes detectaron que un grupo criminal hispanobúlgaro estaría intentado introducir en España una importante cantidad de sustancias estupefacientes desde Sudamérica y que primero hacían llegar a Bulgaria. Utilizaban las vías de distribución gallegas y transportaban la droga al resto del país y a Portugal.

Los integrantes españoles de la organización, junto a los de nacionalidad portuguesa, eran los encargados de recoger la heroína y entregarla. Realizaban tareas logísticas como el alquiler de inmuebles para ocultar la sustancia estupefaciente y furgonetas para trasladarla, además de conseguir las herramientas necesarias para la actividad ilegal.

Habían elegido una nave industrial situada en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis para esconder un camión tipo tráiler, en cuyo interior ocultaban la heroína. Pretendían trasladar la droga a otra furgoneta para llevarla después a un lugar más seguro fuera de dicha nave.

118 paquetes de droga

Los integrantes de nacionalidad búlgara eran los encargados de conducir el camión en el que transportaban la droga. Los otros tres daban seguridad en la operación de transporte. De esta forma, según indica la Policía Nacional, la organización adoptaba importantes medidas de vigilancia para evitar ser detectados, tanto en sus desplazamientos como en sus comunicaciones.

En la nave que utilizaban en Caldas de Reis los agentes se han incautado de 118 paquetes con 64 kilogramos de heroína, 60.000 euros en efectivo, 15 teléfonos móviles y cuatro vehículos, entre los que se encuentra el camión tipo tráiler en el que ocultaban la droga.