06 ago 2020

Ir a contenido

EN SANT JOAN DESPÍ

Detenido tras seducir y estafar a mujeres inscritas en webs de contactos

Cuando se ganaba su confianza les pedía dinero para hacer un viaje juntos, pero después se lo quedaba

Uno de los vehículos con los que se desplazaba el detenido.

Uno de los vehículos con los que se desplazaba el detenido. / MOSSOS

Las seducía, les pedía dinero para irse con ellas y se lo quedaba. Encontraba a sus víctimas a través de una web de contactos. Pero ha acabado siendo detenido. Agentes de los Mossos de Sant Feliu de Llobregat lo arrestaron en el sábado 11 de marzo como presunto autor de los delitos de estafa continuada y de apropiación indebida.

La investigación se inició a raíz de una denuncia de estafa presentada por una mujer en octubre del año pasado. La mujer había entregado cerca de 1.000 euros a un hombre, de 43 años, al que inicialmente había conocido casualmente por mensajería instantánea.
 
Su método: primero, obtener el número de teléfono de la víctima mediante una página de contactos de internet y, a continuación, contactar con la víctima vía mensajería instantánea simulando un error casual. De esta manera establecía una primera conversación y posteriormente una relación de amistad.

OSTENTABA UN ELEVADO PODER ADQUISITIVO

Escogía las víctimas con un mismo perfil: mujeres españolas con edades comprendidas entre los 35 y 45 años, con trabajo y solteras o separadas. El estafador simulaba profesiones como oficial de salvamento marítimo, mánager de promesas de un importante club de fútbol catalán y también decía ser miembro de una familia de elevada posición económica y social. 

El estafador siempre se desplazaba con vehículos de alta gama y ostentaba un elevado poder adquisitivo.
  
Cuando el hombre ya había establecido una relación de amistad con la víctima le proponía hacer un viaje juntos y les pedía dinero en efectivo para hacer la reserva. Si la mujer dudaba o le parecía que podía poner en conocimiento de la policía, no se ponía más en contacto con ella y la bloqueaba como contacto.
 
En cambio, si la víctima entregaba el dinero que les pedía, este, con excusas diversas, les decía que el viaje quedaba postergado, pero lo que realmente hacía era apropiarse del dinero de las víctimas.

Los investigadores pudieron finalmente ligar la identidad real del hombre con la autoría de cinco estafas denunciadas en Catalunya, dos en Barcelona, ​​una en Martorell -en el que estafó 40.000 euros-, una en Granollers y una en Sant Joan Despí. Además, el hombre investigado ya había sido detenido 16 veces desde el año 1994, principalmente por estafas y apropiaciones indebidas toda España, con víctimas en Vitoria, Álava, Barcelona, ​​Madrid y Zaragoza.
 
Finalmente, el presunto estafador fue identificado el sábado 11 de marzo en Sant Joan Despí. Tenía dos órdenes de ingreso en prisión emitidas por las Audiencias Provinciales de Zaragoza y de Guipúzcoa, también por estafas. La jueza de guardia decretó su ingreso en prisión.