Ir a contenido

Comparece ante el tribunal el acusado de matar a un catalán en Bangkok

Artur Segarra, detenido el 7 de febrero en Camboya, se enfrenta a una posible condena de muerte

EFE / BANGKOK

El acusado, Artur Segarra, el pasado 4 de mayo.

El acusado, Artur Segarra, el pasado 4 de mayo. / NARONG SANGNAK

El español Artur Segarra, único acusado por el asesinato en Bangkok de su compatriota David Bernat, compareció este jueves ante la justicia tailandesa durante la primera vista del juicio oral, donde se detallaron las pruebas en su contra.

El acusado, quien se arriesga a ser condenado a muerte y, según su asesor, Worasit Piriyawiboon, tenía pensado defenderse a sí mismo, cambió de parecer antes del inicio del juicio y aceptó ser representado por un nuevo abogado de oficio, Jassada Piyasuwanvanit, el tercero que lo representa en diez meses.

"Es la primera vez que el letrado puede estudiar las pesquisas, por lo que al menos durante la primera vista podemos seguir diciendo que Artur se representa a sí mismo", señaló a Efe Worasit.

El policía Noppadol Poonsawat, uno de los investigadores del caso, fue el primer testigo llamado por la fiscalía para sostener la culpabilidad del ciudadano español.

Durante cerca de cuatro horas, el oficial detalló las numerosas pruebas que según los oficiales vinculan a Segarra con la desaparición y asesinato del consultor español.

David Bernat desapareció el 20 de enero tras llegar a la capital tailandesa la víspera procedente de Irán, donde habitualmente residía y realizaba negocios.

Diez días más tarde, las autoridades encontraron en un tramo del río Chao Phraya, que cruza Bangkok, los primeros restos humanos de un varón, cuyo ADN coincidía con el de Bernat, antes de encontrar otras siete partes del cadáver.

Conforme al testimonio de Noppadol, la Policía cuenta con imágenes donde se aprecia a Segarra y Bernat entrando en moto el 20 de enero al piso que el presunto asesino tenía alquilado en Bangkok.

Las cámaras de seguridad del edificio captaron en al menos dos ocasiones salidas nocturnas donde Segarra cargaba en su vehículo con una bolsa y un paquete grande, pero regresaba al cabo de unas horas sin nada.

No obstante, consultado por la defensa, el oficial dijo que las fotografías impresas en los documentos de la investigación estaban borrosas y no puede asegurar que el conductor sea Segarra, ni determinar el contenido de las bolsas que aparecen en las imágenes.

El acusado no paró durante todo el turno para la defensa de dar instrucciones y dictarle preguntas a su abogado de oficio.

Los forenses hallaron rastros de cuatro medicamentos distintos en los restos sin vida del español, que según la versión aportada por el policía habían sido comprados por Segarra con antelación.

CONGELADOR Y SIERRA ELÉCTRICA

El acusado también habría adquirido, días antes y durante la desaparición de Bernat, un congelador, una sierra eléctrica, varios juegos de cuchillos, bolsas de basura, guantes y cinta adhesiva, entre otros productos con los que supuestamente se perpetró el crimen, contrastó la Policía en dos establecimientos de Bangkok.

La versión aportada por Noppadol apunta además que Segarra contrató a finales de enero un servicio de mudanzas para trasladar algunos de sus enseres del piso alquilado, ubicado en la avenida Rama 9, a una casa en el barrio capitalino de Minburi.

En la casa, la Policía encontró una sierra eléctrica, que tenía rastros de ADN del fallecido y huellas del presunto asesino.

También hallaron allí el congelador, aunque sin muestras de ADN, donde, según el Policía, cabía una persona.

Conforme a la versión policial, Segarra secuestró a Bernat para extorsionarlo y sustraerle dinero, y terminó asfixiándolo para después meter el cadáver en el congelador y posteriormente desmembrarlo en al menos siete partes.

Segarra fue detenido el día 7 de febrero en Camboya y entregado a la justicia tailandesa un día después.

Secuestro, robo, extorsión, falsificación de documentos y destrucción de pruebas son algunos de los trece delitos imputados al español, que se suman al de asesinato premeditado y posterior descuartizamiento de Bernat.

Las vistas del juicio oral proseguirán el viernes y continuarán de forma intermitente hasta el 24 de febrero del próximo año. EFE