Ir a contenido

EL VEHÍCULO PROCEDÍA DE TURQUÍA

Llegan a Catalunya diez iranís escondidos en un camión de Mango

La Generalitat pedirá el estatus de refugiados para los cinco hombres, una mujer y cuatro menores, que creían haber llegado a Inglaterra

ALBERT SEGURA / SABADELL

Seis adultos y cuatro menores.Todos kurdos iraníes.Pensaban que su destino final era Inglaterra, pero han llegado a Castalunya. / A.RECOLONS / Vídeo ATLAS

El drama de la inmigración vivió este miércoles un nuevo episodio, esta vez en Catalunya. Un camión de la empresa Mango llegó al centro logístico de Lliçà d’Amunt con la carga habitual y diez persones que se habían escondido entre las prendas que dentro de unos días se venderán en establecimientos de todo el mundo. Perseguían un sueño, un futuro mejor, pero fueron detectados antes de poder tocar suelo catalán. La Generalitat ya ha pedido para ellos el estatus de refugiados.

Se trata de cinco hombres, una mujer y cuatro menores, que aparecieron entre la mercancía de un camión procedente de Turquía tras hacer escala en Francia. Son kurdos de origen iraní, según ha explicado el secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós, que ha pedido al Gobierno central que les conceda asilo político. A priori son personas objeto de refugio y de poder ser acogidas en Catalunya, por lo que se llevarán a cabo los trámites necesarios para adaptar su situación.

El camión llegó a las siete de la mañana al centro logístico que Mango tiene en Lliçà d’Amunt. El equipo de recepción detectó que el precinto había sido manipulado, hecho que trasladaron al conductor. El hombre, de nacionalidad turca, aseguró que había oído unos ruidos en el interior de la caja, por lo que se procedió a la apertura de la parte posterior. Fue entonces cuando localizaron a los 10 polizones y se trasladó la situación a los servicios de emergencias y a los Mossos d’Esquadra.

DESDE ESTAMBUL

El camión fue cargado el pasado domingo en Estambul (Turquía), después de hacer un recorrido de tres días procedente de Izmir. De allí viajó en ferri hasta el puerto francés de Sète, en el distrito de Montpellier, punto desde el que cubrió por carretera el resto del trayecto hasta Lliçà d'Amunt.

La llegada de los polizones pilló por sorpresa a Mango, que tuvo que abordar una situación que, por fortuna, es inusual para ellos. "Esta es la primera vez que ocurre una situación similar en la empresa, al menos en los últimos 10 años”, señala Guillermo Corominas, director de comunicación de Mango. De hecho, se cree que por el buen estado de salud de los polizones, estos podrían haber subido al camión ya en territorio francés, dado que el recorrido es corto.

Todos ellos fueron trasladados al Hospital de Granollers para ser sometidos a una revisión médica. Entre ellos, la mujer presentaba un cuadro de vómitos, pero su estado general de salud es bueno, al igual que el de los otros nueve polizones.

Todos ellos fueron acompañados en todo momento por los Mossos d'Esquadra, miembros del Comité de Ayuda al Refugiado y de la Creu Roja de Catalunya, con el fin de trasladarles tranquilidad ante el largo viaje que habían llevado a cabo. Al tratarse de ciudadanos kurdos e iranís, fue necesario buscar intérpretes de árabe y kurdo con el fin de establecer una comunicación efectiva.

En su explicación, apuntaron estar desorientados. Al subirse al camión no conocían el destino al que les llevaría su viaje, hasta el punto que al bajar creían haber llegado a Inglaterra. Era por lo que habían pagado. “No se ha podido determinar si entre ellos existe más de un núcleo familiar", ni si los menores "viajan solos o acompañados por algún familiar", reconoce el secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós.

Lejos de su destino originalmente previsto, el grupo puede haber llegado a mejor puerto, con nuevas esperanzas y un futuro quizás un poco menos borroso del que tenían antes de emprender su viaje.

Save the Children clama por la protección de los menores

Tras la noticia de la llegada de los inmigrantes, entre los que hay cuatro menores, la oenegé ​​Save the Children ha emitido un comunicado en el que exige al Gobierno que establezca vías seguras que permitan a los niños inmigrantes y refugiados llegar a Europa con garantías. Además, la entidad reitera su preocupación sobre el acuerdo alcanzado entre los líderes europeos y el gobierno turco sobre la expulsión y reasentamiento de refugiados, que supone una violación de la legalidad internacional y provoca que miles de ellos emprendan rutas muy más peligrosas en su camino hacia Europa, como demuestra lo ocurrido hoy. En ese mismo contexto, la organización ha pedido a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de Catalunya, el organismo responsable de la atención a menores en riesgo, que asegure que los niños que han llegado sean atendidos de manera que se garanticen sus derechos.

0 Comentarios
cargando