Ir a contenido

La hora de la verdad para el caso Madrid Arena

La justicia dicta sentencia el martes por la muerte de cinco jóvenes en una fiesta de Halloween

MANUEL VILASERÓ / MADRID

Pasillo colapsado durante la noche de la tragedia del pabellón Madrid Arena.  / ISA APARICIO

Pasillo colapsado durante la noche de la tragedia del pabellón Madrid Arena. 
Miguel Angel Flores, el promotor del evento y  principal acusado por la tragedia.
Carlos y Simón Viñals, los médicos acusados de negligencia profesional en la atención a dos de las fallecidas. 
Emilio Monteagudo, exjefe de la policía municipal.

/

Si algo ha quedado acreditado durante los cuatro meses que ha durado el juicio sobre la tragedia del Madrid Arena, cuya sentencia se conocerá el martes, es que la muerte de cinco jóvenes la noche de Hallowen del 2012 no fue un accidente, sino el resultado de una "cadena de errores y negligencias”, en afirmación del fiscal que nadie contradijo durante la vista oral. Ni siquiera lo hicieron los 15 acusados, que se culparon los unos a los otros y a los políticos del Ayuntamiento de Madrid. Dos concejales dimitieron en su día por permitir que operara un recinto con tan malas condiciones pero ninguno llegó a sentarse en el banquillo pese a las peticiones de los familiares de las víctimas.

Los testigos y las pruebas han corroborado que la principal causa de las muertes fueron las aglomeraciones causadas por la sobreventa de entradas y las medidas tomadas para concentrar al público frente al DJ Steve Aoki y que este pudiera subirse a una barca que se lanzaría sobre los jóvenes.

PETICIÓN DISPAR DE PENAS

Tanto la fiscalía como las acusaciones particulares consideran máximo responsable de estas decisiones al empresario organizador del evento, Miguel Ángel Flores, para el que han pedido, respectivamente cuatro y 20 años de cárcel por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave. Una horquilla tan amplia que se explica por una diferente interpretación de las ley de enjuiciamiento criminal. La fiscalía considera que las penas por homicidio por imprudencia no pueden acumularse en función de la cantidad de víctimas y los letrados de las familias sí.

Los jueces deberán delimitar también la distinta responsabilidad de otras 14 personas, entre las que figuran colaboradores de Flores, responsables de la seguridad del recinto, vigilantes, dos médicos y el exjefe de la policía municipal. Para la mayoría se piden penas superiores a dos años, con lo que es probable que acaben pisando la cárcel.

Principales acusados

MIGUEL ÁNGEL FLORES

El promotor del evento mantenía estrechas relaciones con los responsables municipales que autorizaba las actividades. Su defensa consistió, sin embargo, en culpar al Ayuntamiento de los hechos por las acondiciones inadecuadas del pabellón. 

SIMÓN VIÑALS

El médico Simón Viñals y su hijo Carlos están acusados de no intentar reanimar a dos de las fallecidas, que se encontraban en parada cardiorespiratoria. La fiscalía pide un año y seis meses de prisión por negligencia profesional grave.

EMILIO MONTEGUDO

El exjefe de la policía municipal de Madrid es acusado por las familias de las fallecidas de no impedir el botellón que se desarrolló alrededor del pabellón cuyos integrantes acabaron entrando en el recinto. La acusaciones particulares piden tres años de cárcel para él.

Temas: Madrid Arena

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.