Ir a contenido

En Ciudad Real

Una familia hiere a tiros a cuatro guardias civiles que iban a confiscarle las armas

Tres agentes más han sufrido daños cuando se disponian a incautar escopetas para evitar una baño de sangre entre dos clanes enfrentados

EL PERIÓDICO / MADRID

La fachada de la vivienda de Argamasilla de Calatrava donde se produjo el enfrentamiento entre uno de los clanes gitanos y la Guardia Civil.

La fachada de la vivienda de Argamasilla de Calatrava donde se produjo el enfrentamiento entre uno de los clanes gitanos y la Guardia Civil. / MARIANO CIEZA MORENO

La Guardia Civil se disponía a efectuar un registro para incautar las armas de una familia de la población de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) cuando ha sucedido lo inesperado. Uno de los miembros del clan gitano ha empezado a disparar contra los agentes con una escopeta de caza. Los perdigonazos han alcanzado a cuatro guardias, uno de los cuales ha tenido que ser ingresado con pronóstico reservado. Tres más han sido atendidos por heridas leves recibidas en el forcejeo. En su respuesta, la Guardia Civil ha detenido a cuatro de los agresores. Uno de los miembros del grupo también ha resultado herido.

El enfrentamiento no es un episodio aislado sino un capítulo más de la guerra abierta entre una familia gitana de Argamasilla  y otra de la población de Puertollano, situada a dos kilómetros de distancia. Las hostilidades se iniciaron hace unas semanas después de que una chica casada con un hombre del clan de Puertollano abandonara el hogar conyugal y regresara a la casa de sus padres en Argamasilla.

Ha sido en torno a las 8:56 horas de este jueves cuando el servicio de urgencias y emergencias 112 ha recibido el aviso de que estaba teniendo lugar una reyerta con armas de fuego en la calle Cantarranas de la localidad ciudadrealeña. La reyerta era en realidad el enfrentamiento del clan contra la Guardia Civil. El agente ingresado con pronóstico reservadose en el Hospital Santa Bárbara de Puertollano, de 43 años, sufre ocho lesiones en la pierna izquierda por plomillo y dos impactos en la pierna derecha.

El otro hospitalizado, también con pronóstico reservado, es un hombre de 56 años, herido por arma de fuego en la pierna y con lesiones múltiples por plomillos en el abdomen. Fuentes de la investigación no han podido precisar que la persona que está ingresada sea uno de los cuatro detenidos ni cuál fue su papel en el enfrentamiento.

INTENTO DE ASESINATO

El pasado 22 de julio uno de los miembros de clan de Puertollano, un joven de 19 años, intentó matar a tiros a un miembro de la familia rival pero este se parapetó tras unos coches y logró salir ileso. Era el primer intento de vengar la supuesta afrenta infligida por el clan rival.

Aunque el autor de los disparos se dio a la fuga, el equipo de la Policía Judicial logró identificarlo a partir de las muestras halladas en el lugar de los hechos, y localizarlo en un domicilio de la barriada de El Pino de Puertollano, lugar donde se encontraba escondido y del que huyó saltando por los tejados de las viviendas colindantes.

La Guardia Civil estableció distintos dispositivos policiales que culminaron con su detención tras entregarse voluntariamente este miércoles, justo el día antes de que la Guardia Civil efectuara los registros programados tanto en Puertollano como en Argamasilla, que han desencadenado el tiroteo de Argamasilla. En Puertollano se han llevado a cabo sin que se registrara ningún incidente. 

El ayuntamiento de esta población venía reclamando a la Subdelegación del Gobierno de Ciudad Real que interviniera en el enfrentamiento entre los clanes para evitar un baño de sangre. Según el teniente alcalde de Argamasilla, Jesús Manuel Ruiz, la familia gitana se asentó en la localidad hace "unos años" y "ultimamente ha estado generando bastantes problemas" de segridad ciudadana.

La operación policial desencadenada por el tiroteo sigue abierta y no se descartan más detenciones entre los familiares del autor de los disparos contra los guardias civiles.

0 Comentarios
cargando