Ir a contenido

Una activista española, agredida e insultada en Tánger por un grupo de marroquís

El suceso ha tenido lugar cuando medio centenar de personas armadas con machetes y palos han atacado a varios inmigrantes subsaharianos

Helena Maleno explica en su cuenta de Twitter que la han llamado "puta española, cristiana de mierda" y la han tirado de "un pecho y del brazo"

La activista española Helena Maleno, cuyo colectivo apoya a los inmigrantes subsaharianos, ha sido agredida violentamente la madrugada del sábado en un barrio de Tánger por un grupo de marroquís al grito de "puta española, cristiana de mierda".

Según ha explicado Maleno en su cuenta de Twitter, miembro del colectivo de apoyo a los inmigrantes Caminando fronteras, la agresión ha ocurrido en el barrio de Bujalef, donde viven muchos subsaharianos que esperan el momento de cruzar a España.

Todo empezó cuando un grupo de mujeres regresaba en autobús de un festival de música africana que se celebra estos días en Tánger, y que distribuyó comida para los inmigrantes en situación de vulnerabilidad.

 

"Cuando las mujeres volvían a Bujalef, los marroquís han empezado a sacarlas del autobús con machetes y les han impedido entrar en el barrio", explica Maleno, quien ha agregado que en ese momento llamaron a la Policía y al Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que enviasen protección.

El papel de la policía

Maleno cuenta que los subsaharianos del barrio, ante las agresiones que estaban sufriendo, se han reagrupado frente a la mezquita de Bujalef y la activista española, tras volver a llamar una segunda vez a la Policía, se ha dirigido a este lugar donde estaba el comisario de Policía que se encontraba "rodeado de marroquís".

"Parecía que sabían que habíamos llamado a la Policía", subraya Maleno, mientras explica que en ese momento, y ante el comisario de Policía, "un señor empezó a tirarme de un pecho y del brazo" y a gritar "puta española, vete a Tinduf [sur de Argelia, donde se encuentra los campos de refugiados saharauis], cristiana de mierda".

Maleno comenta que, cerca del lugar donde ella estaba sufriendo la agresión, a dos chicas subsaharianas "les han metiedo los dedos en la vagina, mientras decían que las negras llevan el dinero en las vaginas".

"Le he dicho al comisario que detuviese a la persona que me estaba agrediendo y ha contestado que yo estaba provocando", ha agregado, mientras dice que "no querían que nadie viese lo que estaba ocurriendo allí".

"Los chicos subsaharianos me han sacado al escuchar que me iban a matar y me han llevado hasta una furgoneta de la Policía, pero me han obligado a abandonarla", ha añadido.

Conflictividad en el barrio

A partir de ahí, según Maleno, los marroquís con machetes piedras han empezado a perseguirla hasta que una taxista ha parado el coche y la ha sacado del barrio.

Bujalef es uno más de los muchos barrios que existen en Tánger donde malviven en la indigencia subsaharianos, y en enero y diciembre pasados dos subsaharianos fallecieron al caer por la ventana durante las habituales redadas policiales.

 

Temas: Tánger