Ir a contenido

La administración de Urquinaona vende parte del Gordo de El Niño

Entre cuatro y seis millones de euros se han dispensado por ventanilla

Carmen Jané

La administración número 97 de Barcelona, situada en la plaza de Urquinaona, reparte una parte del primer premio del Niño. / RICARD FADRIQUE / VÍDEO: ACN

Una administración clásica y casi centenaria, la número 97 de Barcelona, situada en la esquina de la plaza de Urquinaona con Trafalgar, ha repartido este miércoles "entre dos y tres series" del 22.654primer premio del sorteo de El Niño, según explicó el titular del establecimiento, Pedro Fortuño, que no tenía el dato exacto, pero calculaba que suponían un total de entre cuatro y seis millones de euros.

"Al no ser series enteras, se habrá vendido por ventanilla", explicaba en la puerta de la administración, entre los micrófonos de los periodistas y tras haber descorchado la preceptiva botella de cava con el resto de su familia y las dos dependientas que trabajan en el local.

La administración de la plaza de Urquinaona es una clásica en la ciudad, pues lleva casi 100 años abierta -desde 1919- y ha repartido numerosos premios, entre ellos el Gordo de Navidad de 1989, justo cuando Fortuño y su familia se hicieron cargo del negocio. Hace dos años volvió a repartir la suerte en el mismo sorteo con otras series, aunque el premio más cuantioso que ha vendido ha sido el segundo del sorteo de Navidad del 2009, 180 millones de euros repartidos en décimos.

"Es un sitio que tiene suerte, porque los anteriores propietarios ya habían repartido varios premios también", explicaba. "Y la ilusión por haber dado tanto dinero siempre es muy grande".

El pequeño establecimiento, justo ante la boca del metro, recibía esta mañana los comentarios de algunos transeúntes que admitían haber comprado allí aunque no les había tocado.

Tan solo un cliente habitual pasó discreto e hizo un guiño a la esposa de Fortuño para indicarle que le había tocado. Ante tanta cámara no quiso pararse, dijo la lotera.

"Por aquí pasa mucha gente, y compran muchos del barrio; turistas, no. Inmigrantes, tenemos comercios chinos aquí detrás y muchos latinoamericanos. Que compren lotería es casi un signo de integración", señalaba.

La administración también ha celebrado haber repartido el primer premio en Twitter.

0 Comentarios
cargando