7 rutas a pie para el puente del Pilar

Foto: PEDRO ARMESTRE

Foto: PEDRO ARMESTRE

Algunos están al lado de casa y a estas alturas aún hay gente que no sabe de su belleza. Otros hay que planteárselos como una excursión de un día o de fin de semana. Y todos guardan secretos que sorprenderán al visitante.

Del Delta del Llobregat al Ripollès, de la Presa d'Escales al castillo de Miravet sin olvidar los tesoros que guarda escondidos Lloret de Mar, la asombrosa Muralla china de Huesca o el impresionante Gerri de la Sal. Estas son siete propuestas para recorrer unos parajes desbordantes en naturaleza, belleza paisajística e historia. Los siete lugares se pueden recorrer a pie, aunque alguno requiere de coche si se quiere completar la experiencia en los alrededores.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

DELTA DEL LLOBREGAT

Al alcance del coche o en transporte público, puedes pasar una mañana rodeado de la magia del paisaje natural del Delta del Llobregat. El camí de la Bunyola está muy bien indicado. Si vas en coche, aparca en el párking de cal Tet. Si vas en metro, en la estación de Parc Nou. 

1A pie llegarás a través del carrer de la carretera de Bunyola hasta el mirador de cal Tet, desde donde puedes observar vida salvaje que frecuenta el Aguait de Sabogal y el estany de cal Tet, que es reserva natural.

Con un poco de paciencia verás ocas salvajes, zampullines y variedad de patos y otras aves acuáticas. 

La ruta discurre junto a un canal, el canal de la Dreta del Llobregat, con numerosos sapos coloridos y peces, y va a dar al mar en una zona protegida para revitalizar el espacio de dunas. 


2 Aquí el sendero aporta también historia: una pasarela de madera sobre el humedal te acerca a la casa del Semàfor.

Ahora está en ruinas y con higueras y numerosa vegetación creciendo en su interior, pero que fue habitada por familias que actuaban como fareros desde 1887.

Se comunicaban con el castillo de Montjuïc a través de un sistema de signos de luz acerca del tráfico marítimo y sus incidencias en la costa. 

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.


3 Otro complejo de edificios que puede visitarse porque se han conservado sus ruinas es el antiguo cartel dels carabiners, que se levantó a finales del siglo XIX y que acogía a los carabineros que controlaban el contrabando y la seguridad en la zona.

Durante la guerra civil se mantuvieron fieles a la República, y durante el franquismo se disolvió el cuerpo policial.

En los muros que aún se levantan anidan aves y otros animales, como murciélagos atraídos por la gran cantidad de mosquitos que habitan los humedales sobre todo por las noches.


Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

LLORET DE MAR

Con esta ruta conoceremos el rincón más tranquilo de Lloret, la playa de Fenals y la cala Sa Boadella, que están rodeadas de pinares. 

1En la cala Sa Boadella se puede bucear y es frecuente encontrar pulpos, erizos y peces de mucho colorido.

Se llega por el camino Sa Boadella, que nace de la avenida del mismo nombre, cerca de los jardines de Santa Clotilde.

La playa de Fenals ofrece senderos entre los pinos que llevan hasta el mirador de Fenals, sobre el acantilado.


2La Cala Treumat, junto a una ermita, conserva en otro mirador sobre la playa de Santa Cristina unos mosaicos levantados en recuerdo del pintor Joaquín Sorolla, que inmortalizó el paisaje en un cuadro que dibujó desde desde lo alto del pinar. 


3En una piedra en el acceso a la ermita de Santa Cristina también se guarda el recuerdo de una reunión del Govern en agosto de 1934 a la sombra de los árboles. 


PRESA D'ESCALES

En La Franja, hay una interesante ruta que serpentea por la frontera entre Catalunya y Aragón.

1 El Congost de Mont-rebei, una de las maravillas geológicas que cruza esa frontera, se puede tomar a pie por el lado de Àger cuando tiene abierto el acceso, y la ruta discurre a mucha altura sobre el cauce del río noguera ribagorçana entre paredes espectaculares como una barandilla acondicionada. 


2 La presa d'Escales se puede recorrer en coche a través de numerosos túneles que superan carteles que indican que abandonas Lleida y entras en Huesca y al revés.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

En la ruta puedes desviarte hacia alguno de los puntos de actividades en el pantano como la navegación en kayaks. 


3En la zona merece una visita el casal dels voltors, en la Torre de Tamúrcia, un pueblo con mucho encanto y unas vistas inolvidables sobre la sierra de Sant Gervàs.

Desde el casal se pueden hacer muchos senderos hacia lugares pintorescos de la Terreta, donde es habitual observar buitres y quebrantahuesos de la zona pirenaica.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.


Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

MIRAVET

Es un pueblo de la comarca de la Ribera d'Ebre, en la provincia de Tarragona, de apenas 700 habitantes y que está considerado como uno de los más bonitos de Catalunya.

1Desde los accesos al municipio sobresale una magnífica panorámica que hará las delicias de todo instagramer. El cerro sobre el que se erigen las casas, coronado por el imponente castillo y rodeado en parte por el Ebro, ofrece una imagen difícil de igualar. El paseo de subida y de bajada permite disfrutar del paisaje y es asumible para pequeños y mayores, más si cabe si llevan agua para hidratarse.

A dos kilómetros en dirección sureste se puede seguir disfrutando del paisaje atravesando, además, el 'pas de la barca': el último transbordador sin motor que queda en la zona y que permite pasar de un margen al otro del río.


2Miravet y alrededores tienen historia de y para todas las edades. El castillo, construido entre los siglos IX y XIII y uno de los mejores símbolos de arquitectura templaria de Catalunya, permite viajar a las épocas andalusí y de las cruzadas. Recorrer sus murallas y algunas estancias (mejor con guía) es una buena manera de pasar la mañana.

Además, para los incansables, a apenas 20 kilómetros, en Tivissa, se puede recorrer el poblado íbero del Castellet de Banyoles (también su castillo medieval, con unas vistas del río fenomenales), y por demás poblaciones de la comarca aún se pueden ver los vestigios de la cruenta batalla del Ebro que la Guerra Civil dejó marcadas a fuego.


3La vida de aquellos parajes gira en torno al Ebro y sus aguas, pero son sus aceites y sus vinos los que permiten tener una experiencia completa.

El propio pueblo de Miravet ya cuenta con alguna bodega en la que paladear algún caldo al bajar del castillo, pero uno también puede coger el coche y acercarse a Rasquera, Darmós, Móra la nova... y tiene a tiro de piedra el Priorat y la Terra Alta.

En cuanto al aceite, son también varias las cooperativas que trabajan con variedades como la arbequina y la picual para obtener un virgen extra de categoría. 


EL RIPOLLÈS

1En Campdevànol arranca la ruta de las 7 cascadas o gorgs. La ruta circular está muy bien señalizada y suma 10 kilómetros.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.


2En Ripoll arranca otra ruta ferroviaria antigua, ya abandonada y adaptada como vía verde, que suman 15 kilómetros y reviven el pasado industrial de la zona, cuando las minas estaban abiertas


3 En Gombrén se levanta uno de los santuarios más singulares de Catalunya, el santuari de Montgrony, que se eleva en una montaña y que solo se puede visitar tras subir las 144 escaleras excavadas en la piedra, que emulan la mítica escalera de Jacob.

En la hospedería que está instalada a los pies del santuario se cuenta la historia de este edificio y su religiosidad, así como los mitos del comte Arnau, que tiene leyendas por la zona.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.


Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

Foto: ACN

GERRI DE LA SAL

1 La población de Gerri de la Sal se levanta junto al río Noguera Pallaresa con encanto medieval, y conserva un patrimonio industrial muy interesante en torno a sus salinas, que fueron la base económica del municipio hasta hace poco y que aún se conservan para visitar.


2A 20 minutos a pie de Gerri  se puede visitar la ermita d’Arboló, y a 3 kilómetros en coche, y luego a través de un sendero, se esconde el congost de Collegats, que tiene como principal reclamo l’Argenteria, una formación rocosa muy curiosa que dicen que inspiró La Pedrera de Gaudí.


3 Pantà de Montcortès. Cerca del municipio colindante de Peramea, es un lugar de interés geológico porque sus aguas son de origen cárstico. Además es un lugar muy tranquilo, ideal para familias, con multitud de fauna.


Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

MURALLA CHINA DE HUESCA

1 Otra excursión merece la sierra del Montsec, en la Noguera, y en especial la formación rocosa que se conoce como ‘la muralla china’ de Huesca.

En el punto más alto de la formación se pueden ver los restos de un castillo, que fue construido en el siglo XI  junto a una ermita, dedicada a Sant Vicenç, por su valor estratégico militar.


2 Una de las rutas que permite verla bien es a través del pueblo abandonado de Finestres, cerca del río Noguera Ribagorçana.

Varias casas semiderruidas y una ermita bastante bien conservada dan fe de lo que era la vida en esa zona hasta los años cincuenta del siglo XX, cuando la construcción del pantano de Canelles obligó a la población a trasladarse. 


3 Para llegar al sendero el mejor punto de salida es el pueblo de Estopanyà, que se levanta junto a unas minas abandonadas de manganesio. Aún se preserva el castillete minero junto a la localidad, herencia de su pasado industrial y reconocido por su valor geológico. También se puede visitar la iglesia gótica de la localidad.