Contra las violencias machistas

Esta señal ha cruzado fronteras y ha permitido varias detenciones de maltratadores. Es un código visual sencillo y discreto que se está popularizando en todo el mundo.

Combatir las violencias machistas necesita de la cooperación ciudadana y de planes integrales que sigan las líneas marcadas en el Convenio de Estambul, vigente desde agosto del 2014.

El Convenio de Estambul es un instrumento jurídico internacional para prevenir y luchar contra todas las formas de violencia hacia las mujeres. España es uno de los países que lo ha ratificado.


El gesto de socorro

1

Sitúa la palma de tu mano hacia el frente con el dedo doblado

2

Cierra el puño y esconde el pulgar entre tus dedos


La historia tras el gesto

La Fundación de las Mujeres Canadienses ideó la señal durante el confinamiento de 2020 para ayudar a las mujeres que se quedaron encerradas con su maltratador.

Imaginaron un gesto que pudieran entenderse universalmente sin que les delatara. Así nació #signalforhelp".


Dónde llamar

Además de la señal, las instituciones ponen a disposición de las víctimas los siguientes teléfonos:

016

Información

112

Emergencias

682916136

682508507

Apoyo psicológico (por Whatsapp)

En cumplimiento del Convenio de Estambul, el Gobierno y las autonomías han ampliado las herramientas disponibles para prevenir, detectar y ofrecer respuesta penal y reparación a víctimas de las múltiples formas de violencia contra la mujer que recoge el tratado.

Estas son algunas de las medidas impulsadas a nivel estatal:

1El teléfono 016 ya no solo atiende a las víctimas de violencia de género, sino también a llamadas recibidas por el entorno de la mujer (familia, amigos, etc.) que tengan dudas sobre cómo ayudarlas y a las víctimas de otras violencias.

2Ampliación del servicio de las pulseras antimaltrato, que no solo servirán para mantener a maltratadores alejados de sus exparejas sino también para proteger a víctimas delitos sexuales, de prostitución forzada, etc.

3Centro de crisis abiertos 24 horas. Gracias a los fondos de la UE, se prevé que de aquí a 2023 haya un centro de atención a víctimas de violencias sexuales en todas las provincias. Ahora solo hay dos, uno en Gijón y otro en Madrid. Esta medida está incluida en la ley del 'solo sí es sí', que acaba con la distinción entre abuso y agresión sexual, como pedía el feminismo.

4Ampliación del registro de feminicidios. A partir del 1 de enero la estadística estatal de violencia machista incluirá no sólo las asesinadas por sus parejas o exparejas sino también las víctimas mortales por motivos sexuales, de prostitución, de matrimonio forzado, etc.

5Acceso a ayudas sin necesidad de denuncia. Se ha puesto en marcha un mecanismo que permite a las víctimas de violencia de género acceder a las ayudas disponibles (protección, ayudas, psicológicas, de vivienda...) aunque no denuncien y en cualquier lugar.

6Auxilio a los menores. Se han modificado dos leyes que prevén la suspensión del régimen de visitas o la patria potestad cuando los padres hayan sido denunciados por violencia de género.


Las formas de las violencias machistas

Violencia física


Cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de una mujer, con el resultado o el riesgo de producirle una lesión física o un daño.

Violencia psicológica


Conducta u omisión que causa sufrimiento por amenazas, humillación, vejaciones, desprecio, exigencia de obediencia o sumisión, coerción verbal, insultos, aislamiento o cualquier otra limitación de libertad.

Violencia sexual


Cualquier acto que atente contra la libertad sexual y dignidad. Incluye el acceso al cuerpo, la mutilación genital o su riesgo, el matrimonio forzado, el tráfico de mujeres para explotación sexual, el acoso y la amenaza sexual, la exhibición, la observación y la imposición de cualquier práctica sexual, entre otras.

Violencia obstétrica


Impedir o dificultar el acceso a
una información veraz,
necesaria para la toma de
decisiones autónomas y
informadas en relación a la
salud sexual y reproductiva.

Violencia económica


Privación intencionada y no justificada de recursos para el bienestar físico o psicológico de una mujer, impago reiterado e injustificado de pensiones estipuladas por separación o divorcio, dificultar el acceso a los recursos propios o compartidos y apropiación ilegítima de bienes.

Violencia digital


Actos de violencia machista y misoginia en línea cometidos, instigados, amplificados o agravados, en parte o totalmente, con el uso de tecnologías de la información y de la comunicación.

Violencia de segundo orden


Violencia física o psicológica,
represalias, humillaciones y la persecución ejercidas contra las personas que apoyan a las víctimas de violencia machista.

Violencia vicaria


Cualquier tipo de violencia ejercida contra los hijos e hijas con la finalidad de provocar daño psicológico a la madre.

Una de las primeras autonomías en aplicar el convenio de Estambul ha sido la catalana (17/2020, del 22/12/2020), que amplía el concepto de violencia de género y define así la violencia que sufren las mujeres:

"Violación de los derechos humanos a través de la violencia que se ejerce contra las mujeres como manifestación de la discriminación y de la situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres y que, producida por medios físicos, económicos o psicológicos, incluidas las amenazas, las intimidaciones y las coacciones, tiene como resultado un daño o un sufrimiento físico, sexual o psicológico, ya sea produce a nivel público como privado"


Pese a los avances legislativos, en políticas públicas e iniciativas de la sociedad civil, la violencia contra las mujeres y sus hijos e hijas sigue golpeando a la sociedad.

Es consecuencia de una discriminación histórica y sistemática, que requiere del compromiso de toda la sociedad y de la generalización de una educación en igualdad, que erradique las violencias y el machismo.