El timo del instalador

Atención a lo que está pasando en los pisos de toda España: el aviso de la Guardia Civil

 Los cuerpos de seguridad del Estado advierten de una nueva estafa que, sobre todo, afecta a ciudadanos de la tercera edad

Los estafadores del asfalto vuelven a actuar en Girona

Mucha atención con lo último que dice la Policía Nacional sobre “la estafa romántica”

Cuidado con este nuevo fraude que involucra falsos técnicos

Cuidado con este nuevo fraude que involucra falsos técnicos / Montaje: D. S. M

David Sánchez Marín

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Guardia Civil advierte de una nueva modalidad de estafa que, si no vas con cuidado, es muy fácil caer en ella. Siguiendo el Plan Mayor Seguridad, una propuesta de los cuerpos de seguridad del Estado para concienciar a personas de la tercera edad sobre posibles timos, la Benemérita ha lanzado una alerta por redes advirtiendo de un fraude potencialmente peligroso: el timo del instalador.

Todo se basa en la confianza

Si tocan al timbre de tu puerta una pareja de personas con el mono de trabajo y una caja de herramientas, es normal pensar que les ha enviado la empresa de electricidad o algo por el estilo. Pero cabe la posibilidad de que, en vez de ser trabajadores de la luz, sean ladrones en busca de una oportunidad. Esta estafa se basa en las dotes de actuación de los perpetradores y en el abuso de la confianza de la víctima. Cuando se le abre la puerta de nuestro hogar a alguien externo tenemos que asegurarnos muy bien de que sus intenciones son verdaderas.

¿Cómo funciona la estafa?

Los estafadores se presentan en domicilios haciéndose pasar por trabajadores de la empresa de la luz, agua, gas u otro servicio. Van vestidos de forma convincente y es posible que lleven algún logotipo de la teórica empresa en la que trabajan. Su prioridad es parecer lo más convincente posible para conseguir entrar dentro del domicilio de la víctima.

A partir del momento en que se le abre la puerta al timador pueden ocurrir dos cosas. Los malhechores pueden hacer ver que están trabajando o realizan un cambio menor innecesario y, tras finalizar, te entregan una factura que cobrarán ellos mismos. Asimismo, mientras hacen ver que trabajan, aprovecharán para hurtar todo objeto de valor que se encuentren a su paso y salir airosos con el botín.

Por otra parte, también puede ocurrir que, una vez entren en tu hogar, cometan un robo con posible violencia o coacción, olvidándose de su coartada. El objetivo es superar la barrera que supone la puerta de entrada y, una vez dentro, aprovecharse de la víctima.

Evita ser estafado

Hay que ser muy precavido a la hora de abrir la puerta de tu casa a cualquier persona que no conozcas. Los servicios de revisión de las instalaciones o las reparaciones siempre se han de solicitar previamente. Si aparece alguien asegurando que va a hacer una inspección, revisión o instalación sin previo aviso, desconfía. Aunque juren pertenecer a la empresa y que será una reparación muy rápida, siempre te avisarán si ha de pasar un técnico por tu casa.

Para verificar si te están diciendo la verdad, puedes solicitarles el carné de trabajador correspondiente a la empresa que representan. También puedes llamar a los números oficiales de la empresa y confirmar si es cierto que tenía que ir un técnico a tu casa.

Si al hablar con el servicio de atención al cliente les explicas que tienes dudas con sus técnicos y crees que te están estafando, ellos te ayudarán a confirmar tus dudas y te aconsejarán sobre cómo actuar. Las empresas de electricidad, gas y agua son las primeras que no quieren que estafadores utilicen su nombre o logotipos para robar dinero.