Salud

Andalucía confirma una fallecida por el mosquito de virus del Nilo en Sevilla y eleva el nivel de riesgo

La Junta informa que la fallecida es una mujer de 71 años que ingresó el pasado viernes y que este miércoles ha sido dado de alta un varón también contagiado

Este viernes Salud entregará a la Diputación de Sevilla un marco de actuación de aplicación urgente para los municipios afectados

Un trabajador durante las labores de fumigación contra los mosquitos causantes del virus del Nilo en Coria del Río.

Un trabajador durante las labores de fumigación contra los mosquitos causantes del virus del Nilo en Coria del Río. / EP

Redacción

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha confirmado los dos primeros casos de contagio del Virus de Nilo Occidental (VNO) en este verano. Los afectados son dos vecinos de la localidad sevillana de Dos Hermanas. Las muestras, que fueron remitidas al laboratorio del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, han confirmado la positividad en sendos casos.

Una de las afectadas es una mujer de 71 años, que presentaba patologías previas graves. Fue ingresada el pasado 5 de julio tras presentar síntomas y falleció este martes. El otro contagiado por el mismo virus es un hombre de 72 años que ingresó también el 5 de julio y que ha sido dado de alta en el día de este miércoles. Ambos estuvieron hospitalizados en el Hospital Universitario de Valme.

Desde la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Consumo de Sevilla se ha notificado al Ayuntamiento de Dos Hermanas su cambio de nivel de riesgo 3 a 5, conllevando una actuación urgente sobre la población de mosquitos adultos del género culex, así como una intensificación del Plan Municipal que esta localidad tiene instaurado desde 2021, con un aumento de la comunicación a la población sobre las medidas preventivas, lo que se tratará en reunión de coordinación, tal y como prevé el Programa de vigilancia y control de Fiebre del Nilo de Andalucía instaurado desde 2021.

A primeros del mes de julio, hasta 11 municipios sevillanos solicitaron a la Junta que se decretara la emergencia por la plaga de este tipo de insectos. En concreto, junto a la Diputación de Sevilla, firmaron Palomares del Río, Villamanrique de la Condesa, Bollullos de la Mitación, Isla Mayor, Aznalcázar, Coria del Río, Almensilla, La Puebla del Río, Los Palacios y Villafranca, Las Cabezas de San Juan y Lebrija.

Un marco de actuación para la Diputación

En este sentido, la Consejería va a facilitar un marco de actuación a la Diputación de Sevilla para actuar de manera urgente frente a este virus. Este es el acuerdo al que se llegó este lunes en la reunión celebrada entre Salud Pública, Diputación de Sevilla y los alcaldes de los municipios afectados. En un comunicado, la Junta reconoce que en las últimas semanas se ha detectado circulación del virus en varios municipios de la provincia de Sevilla, "lo que ha generado preocupación entre la población y las autoridades sanitarias".

Once municipios de Sevilla solicitaron hace una semana a la Junta la declaración de emergencia por esta plaga de mosquitos

El director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Jorge del Diego, ha reseñado que el encuentro se llevó a cabo en un ambiente de diálogo y consenso, que ha resultado fundamental para establecer un marco de actuación claro y efectivo que permita una intervención urgente y coordinada frente al VNO.

La Junta apela a la colaboración entre administraciones

La Junta indica que las primeras reuniones al respecto se celebraron el 10 y 20 de junio. Durante el encuentro de este lunes, se expuso detalladamente la situación actual del virus en la región y se analizaron las medidas que ya se han implementado a través de los planes municipales, así como aquellas que se consideran necesarias para proteger a la población.

En este sentido, Salud confía en que "las discrepancias previas entre las distintas administraciones hayan sido limadas, permitiendo así un frente común contra el virus". Esta cooperación entre administraciones, dice, "es crucial para avanzar de manera más rápida y eficiente en los objetivos comunes de salud pública".

Según los datos de la Junta, desde 2021 Salud lleva desarrollando el Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores Transmisores de Fiebre del Nilo Occidental y desde 2022 ha establecido un sistema de vigilancia mediante trampeo en las áreas de riesgo de circulación de mosquitos para su detección temprana. Este programa, coordinado desde la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, en colaboración con las delegaciones territoriales de Salud y Consumo, es de obligado cumplimiento para las administraciones locales, tal y como constatan sentencias tanto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía como del Tribunal Supremo.

Alrededor del 80% de las infecciones en humanos son asintomáticas.

La infección por el VNO es una zoonosis transmitida por mosquitos del género culex. La enfermedad afecta a países del sur, este y oeste de Europa. El virus se transmite entre las aves a través de la picadura de mosquitos infectados siendo éste su ciclo natural.

Los humanos y otros mamíferos pueden infectarse de forma colateral, sin que desde ellos se produzcan nuevas transmisiones. Alrededor del 80% de las infecciones por el VNO en humanos son asintomáticas. La Fiebre del Nilo Occidental es la presentación clínica más común. Los ancianos y las personas inmunocomprometidas corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental. 

El virus se transmite entre las aves a través de la picadura de mosquitos infectados siendo éste su ciclo natural

Evitar las acumulaciones de agua

Desde Salud y Consumo se insiste en la necesidad de que la población mantenga las medidas preventivas para evitar picaduras de mosquitos en las horas de mayor actividad de las especies transmisoras de esta enfermedad (en horas de cercanas al amanecer y posteriores al atardecer), tanto individuales –uso de repelentes registrados de uso tópico y ropa clara y que cubra la mayor parte de la piel–, así como domésticas –uso de mosquiteras o repelentes ambientales– sobre todo para la población vulnerable con inmunidad comprometida.

En estas recomendaciones hay que incluir evitar las acumulaciones de agua peridomésticas (jardines, macetas, útiles etcétera) para evitar que sean usadas para el desarrollo de larvas de mosquitos, como el conocido mosquito tigre.