CISMA EN BELORADO

El arzobispo de Burgos advierte que "un juez hará prevalecer la ley" si las monjas excomulgadas no abandonan el convento

Mario Iceta asegura que el saldo de las cuentas del monasterio son "insuficientes" para satisfacer pagos y asegura que hermanas de otros conventos irán a Belorado a "atender" a las hermanas mayores

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, es el comisario pontificio nombrado por la Santa Sede para tratar de llegar a un acuerdo con las monjas cismáticas de Belorado.

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, es el comisario pontificio nombrado por la Santa Sede para tratar de llegar a un acuerdo con las monjas cismáticas de Belorado. / EFE

Roberto Bécares

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha pedido hoy a las diez monjas excomulgadas de Belorado que abandonen el monasterio ya que "carecen de título legal para permanecer en los monasterios y dependencias anejas" y ha extendido la petición al obispo excomulgado Pablo de Rojas Sánchez-Franco que lidera la "secta" Pía Unión de San Pablo Apóstol y al portavoz de las monjas, José Ceacero. Ambos se encuentran dentro de las dependencias monásticas desde que las monjas rompieron con la Iglesia conciliar y se atrincheraron dentro del monasterio situándose bajo la égida de De Rojas.

"De no producirse una salida voluntaria en fechas próximas, los servicios jurídicos no tendrán más remedio que iniciar las acciones legales a las que haya lugar", ha asegurado Iceta, que ha recordado en una rueda de prensa que son las propias monjas las que han decidido "abandonar la Iglesia católica" tras sus comunicados y tras no presentarse la semana pasada en el Tribunal Eclasiástico. 

Iceta ha informado también que tras los datos analizados van a tener que "inyectar liquidez" en el convento ya que los saldos presentes en las cuentas corrientes del monasterio "a las que se ha tenido acceso son pequeños e insuficientes". Según sus cálculos, que no son completos, ya que no tienen "todos los datos", los saldos sumarían en total 6.000 euros, una cantidad con la que no se podrían pagar nóminas y proveedores.

El arzobispo ha recordado que el dinero aportado al monasterio a título personal por creyentes a lo largo de los siglos es un dinero de la propia congregación, no de las religiosas en cualquier caso.

"La Federación de Clarisas de Nuestra Señora de Aránzazu ha previsto transferir fondos de otros monasterios de esta Federación para que haya saldos suficientes con el fin de hacer frente a los pagos ordinarios que se cargan en las cuentas de los Monasterios de Belorado, Orduña y Derio", ha señalado Iceta, que ha querido resaltar que la Iglesia abre la puerta a las monjas cismáticas en cualquier momento.

"La Iglesia seguirá esperando en oración con las puertas abiertas para que estas exreligiosas sean conscientes de la verdad de su realidad y emprendan el camino de vuelta a casa, como expresa de modo esperanzador y consolador la parábola del hijo pródigo, donde serán acogidas con amor y misericordia", ha asegurado, para luego añadir: "Rezamos por ellas, pero la legalidad es la legalidad". 

En ese sentido y a preguntas de los periodistas, el arzobispo, que dice que ha recibido cientos de mensajes de apoyo de numerosos monasterios y conventos, no ha querido señalar el periodo establecido dado de margen a las diez religiosas excomulgadas, aunque ha sugerido que tendría que ser en los primeros días de julio.

Iceta también ha informado que las hermanas mayores "siguen siendo una prioridad y una preocupación" para el arzobispado de Burgos, una preocupación "que comparten sus familiares más allegados". En ese sentido, aseguró que la Federación de Clarisas Nuestra Señora de Aránzazu ha previsto la forma de atender a estas hermanas en el mismo Monasterio de Belorado, "desplazando a algunas hermanas procedentes de otros monasterios de la Federación". Iceta no ha aclarado cuántas hermanas se desplazarían allí, pero sí que son de tres monasterios distintos.