Sucesos

La Guardia Civil detiene en Abrera al hermano del preso fugado en Asturias por ayudarlo a escapar en un maletero

El interno cumplía condena por agresión sexual, robo con violencia y lesiones

Detenido en Barcelona el preso que se se fugó durante una visita médica en Asturias

Imagen del preso detenido en Abrera

Imagen del preso detenido en Abrera / Guardia Civil

Germán González

Germán González

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El pasado 27 de mayo en la localidad de Pola de Siero, un interno que cumplía prisión por agresión sexual, robo con violencia y lesiones consiguió zafarse de la escolta policial tras asistir a un dentista privado y fugarse saltando al maletero de un vehículo que escapó a toda velocidad. Estaba conducido por su hermano, según la Guardia Civil que el pasado sábado, tras varias semanas, consiguió detener al preso y al hermano como cómplice en un centro comercial de Abrera.

Al preso se le imputa ahora un delito de quebrantamiento de condena por planificar y ejecutar su fuga de prisión y al hermano su complicidad en la escapada. Además, están acusados de resistirse a la policía cuando fueron arrestados. El pasado 27 de mayo, tras finalizar la consulta en una clínica dental, el interno caminaba esposado y franqueado por dos guardias civiles de la unidad de Seguridad y Protección por Pola de Siero.

Sin embargo, logró zafarse y corrió 25 metros para saltar con los grilletes puestos al interior del maletero de un vehículo que se encontraba a la vuelta de la esquina y que salir a gran velocidad. Los agentes tomaron marca, modelo y matrícula del vehículo y así se inició la búsqueda para atraparlo.

La Guardia Civil señala que el preso y su hermano habían organizado concienzudamente la fuga. El centro penitenciario de Asturias comunicó que el interno había recibido la visita de su hermano el día anterior, pero que siempre había tenido un comportamiento no agresivo en la cárcel.

Los investigadores descubrieron que el vehículo utilizado para la fuga indicaban que se trataba de un turismo de renting alquilado esa misma mañana en la ciudad de Oviedo. La persona que figuraba como arrendatario resultó ser el hermano del preso fugado, quien parece que había llegado a la ciudad en un vehículo Seat León color rojo, propiedad de un amigo suyo con domicilio en Madrid.

Tras la huida, el preso se liberó de los grilletes y condujo el Seat León mientras que su hermano hacía lo mismo con el coche de alquiler. Al llegar a Huesca se separaron. La Guardia Civil constató que el preso acabó en la zona del Baix Llobregat, ya que tiene vínculos familiares, y que eludió un control policial para llegar. Después se le perdió la pista.

Los agentes de diversas unidades de la Guardia Civil colaboraron para atrapar al sospechoso, porque se trataba de un preso peligroso. El pasado 15 de junio se localizó uno de los vehículos usados en la fuga en un pequeño pueblo de montaña prácticamente deshabitado en Lleida, Vallmanya, muy próximo a la provincia de Huesca.

El sábado pasado por la tarde, los agentes siguen al vehículo que estaba conducido por el preso y su hermano. Fueron por la A-2 hasta un aparcamiento de un centro comercial en Abrera y la Guardia Civil que los seguía los detuvo en un restaurante del centro. En el arresto los dos trataron de escapar y se resistieron. El hermano quedó en libertad mientras que el preso pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 7 de Martorell que ordenó su traslado a Asturias.