Revocación de condenas

Absueltos dos condenados por violación en Córdoba y Almería

Ambos casos son independientes el uno del otro

La condena ha sido revocada para los dos hombres

Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, junto a un vehículo oficial.

Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, junto a un vehículo oficial. / GUARDIA CIVIL

EFE

EFE

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha absuelto a un hombre al que la Audiencia Provincial de Córdoba había condenado a nueve años de prisión por la violación de su compañera sentimental al apreciar un "déficit de coherencia y mínima persistencia congruente tan acentuado como insólito" en las acusaciones de la mujer.

La sentencia, difundida este lunes por el TSJA, declara probado que las relaciones sexuales fueron consentidas y que, tras ellas, se produjo una "discusión de contenido no esclarecido".

La mujer abandonó la vivienda y detuvo una patrulla de la Policía Local de Puente Genil, municipio donde se produjeron los hechos el 26 de enero de 2019, a cuyos agentes manifestó que su compañero sentimental le había obligado a tener sexo y que luego le había amenazado con un cuchillo.

El alto tribunal andaluz admite el recurso de la defensa, que había esgrimido las "contradicciones e incoherencias en sus diversas manifestaciones" de la mujer y el padecimiento de alteraciones psíquicas que afectaban a su relato.

Si bien el TSJA asume que el Tribunal Supremo tiene establecido que la declaración de la supuesta víctima "puede erigirse en prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia y para sustentar una condena", también exige "observar determinadas cautelas para fiscalizar la verosimilitud y valor de convicción de esas manifestaciones inculpatorias".

En este caso, "la testigo varía detalles resaltados por el escrito de recurso entre unas y otras descripciones que, si bien no constituyen en sí contradicciones insalvables, sin embargo, se presentan como preludio de otras incoherencias de muy superior calado".

Así, alude a la diferencia de la descripción en el acometimiento que hizo el denunciado en el dormitorio en su declaración ante el Guardia Civil o en el Juzgado de Instrucción o la ropa que ella misma vestía en ese momento, al tiempo que destaca que "la declaración de la testigo en el juicio oral fue desarrollándose durante su interrogatorio en gran medida mediante monosílabos de asentimiento a los hechos que le iba planteando el Ministerio Fiscal".

Aparte del delito de agresión sexual, el TSJA absuelve al acusado del de amenazas, al que había sido condenado a nueve meses de prisión por la supuesta exhibición de un cuchillo durante la discusión posterior.

Esta sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.