Deceso

Muere a los 88 años la azafata con más años de servicio en el mundo

En 2022 fue honrada con el récord Guinness Mundial tras 65 años como auxiliar de vuelo

Bette Nash, la azafata de vuelos más longeva del mundo

Bette Nash, la azafata de vuelos más longeva del mundo / ABC NEWS

Alba Aguilera

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Bette Nash, la azafata de vuelo que más años ha trabajado en todo el mundo, ha muerto a los 88 años. Los profesionales del sector se han despedido de ella recordando sus casi 67 años de servicio surcando los cielos.

Sus inicios

La azafata comenzó su longeva carrera con la empresa Eastern Airliness, ahora desaparecida, en 1957. El principal vuelo en el que ella trabajaba era entre Washington DC y Boston, su ciudad natal y de residencia. Dicha ruta fue elegida a consciencia por Nash, de forma que podía volver a casa por las noches a cuidar de su hijo con Síndrome de Down.

"Quería ser asistente de vuelo desde el momento en que me subí al primer avión; tenía 16 años", explicó en una entrevista para la CNN, dejando claro que su profesión la llevó siempre desde la pasión y el compromiso.

Pero en 1957 corrían otros tiempos, y el panorama de la aviación era muy distinto. Y el comienzo de su carrera no fue todo lo idílico que ella había soñado: "Tenías que tener cierta altura, tenías que tener cierto peso. Solía ser horrible. [...] Si tenías unos kilos de más, tenías que seguir pesándote. Si seguías así, ¡te sacaban de la nómina!", recordó para WJLA en 2017.

Récord Guinness

65 años después de ese primer vuelo en 1957, Bette Nash fue honrada en 2022 con el título de récord Guinness mundial como asistente de vuelo con más años de servicio. Esto fue posible gracias a que Nash nunca se retiró oficialmente de su puesto en American Airlines, compañía aérea en la que culminó su carrera.

Despedida de Nash: "Vuela alto"

Fue el pasado 17 de mayo cuando la reconocida auxiliar de vuelo Bette Nash falleció. La azafata no pudo ganar la batalla contra el cáncer de mama, un diagnóstico reciente que no le dio mucho tiempo de vida.

La empresa en la que pasó sus últimos años, American Airlines, quiso despedirse de Nash y lamentó su pérdida a través de un comunicado en X (antes Twitter): "Lamentamos el fallecimiento de Bette Nash, quien pasó casi siete décadas cuidando cálidamente a nuestros clientes en el aire. [...] Bette inspiró a generaciones de asistentes de vuelo. Vuela alto, Bette".

También respondió al 'tweet' una de las auxiliares de vuelo y compañeras de Nash, destacando que será muy extrañada en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington y que fue "un placer volar" con ella.