Estudio de la UAB

La fecundidad masculina en España, de capa caída: alcanza el mínimo de los últimos 50 años

Los hombres están en el valor mínimo con 1,06 hijos, mientras que la media en las mujeres es de 1,18 niños

La fecundidad masculina en España, de capa caída: alcanza el mínimo de los últimos 50 años
2
Se lee en minutos
EFE

Un estudio del Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha revelado que "la fecundidad masculina en España desciende más que la femenina y ha llegado al mínimo de los últimos 50 años".

Según el estudio '¿Y ellos qué? La fecundidad masculina en España', publicado en la revista 'Perspectivas Demográficas', los hombres están en el valor mínimo de fecundidad de los últimos 50 años con 1,06 hijos, mientras que la media en las mujeres es de 1,18 niños.

Introducción del varón

El investigador del CED y profesor de Sociología de la UAB a cargo del estudio, Pau Miret, sostiene que hasta ahora "el estudio de la fecundidad se ha centrado en la perspectiva femenina, sin pronunciarse, pensando que era irrelevante, en lo que ocurría con la masculina" y por eso ha decidido "introducir al varón en el análisis de la fecundidad a través, por un lado, del Índice Sintético de Fecundidad (ISF) masculino y, por otro, de la caracterización de los padres (hombres) primerizos".

Del estudio de Miret pueden extraerse tres conclusiones: que la fecundidad masculina y femenina en el siglo XXI, aunque con una evolución paralela, muestra un mayor descenso entre los hombres; que la razón de este diferencial se encuentra en el desequilibrio de efectivos entre sexos, con mayor presencia de varones en relación con las mujeres en edades reproductivas; y que entre los hombres no es el nivel de instrucción el que determina las diferencias en la fecundidad, sino el acceso al mercado laboral.

A más trabajo, más fecundidad

Entre los hombres, "el acceso al mercado laboral es el factor que determina las diferencias en la fecundidad, en lugar del nivel de instrucción, como ocurre entre las mujeres".

A mayor vinculación con el trabajo remunerado, mayor fecundidad masculina o, dicho de otro modo, las dificultades de inserción en el mercado laboral se saldan como exclusión de la reproducción.

Por otro lado, '¿Y ellos qué? La fecundidad masculina en España' ha mostrado que "la razón de este diferencial -entre la fecundidad masculina y la femenina- se encuentra en el desequilibrio de efectivos entre sexos, con mayor presencia de los hombres en relación con las mujeres en edades reproductivas".

Mujeres más jóvenes

Noticias relacionadas

"Se mantiene -agrega el estudio- el modelo en el que los potenciales padres buscan parejas en mujeres dos o tres años más jóvenes, que son menos a causa de la caída de la natalidad de la segunda mitad de los 70".

La fecundidad en España ha caído de los 2,8 hijos e hijas por mujer en 1976 a los 1,1 en 1998, lo que ha supuesto un fenómeno demográfico "rápido, intenso y relevante que ha recibido mucha atención durante los últimos años", pero que hasta ahora "no había contemplado la perspectiva masculina", reseña el estudio.

Temas

Hijos