Entrevista

La alcaldesa de Montcada: "Nosotros ya hemos pagado un peaje muy alto a Barcelona, ahora toca un retorno"

  • Laura Campos, edila de la localidad en la que este miércoles chocaron dos trenes, reclama que la Generalitat y el Estado reconozcan la singularidad de un municipio "trinchado" por 15 kilómetros de vías, en las que han muerto 176 personas atropelladas en los últimos 40 años

Laura Campos, alcaldesa de Montcada, este jueves.

Laura Campos, alcaldesa de Montcada, este jueves. / ZOWY VOETEN (EPC)

4
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

En el primer momento tras el accidente, usted fue la voz política más crítica. Se la veía enfadada.

Son muchos años. Si hay que hablar de inversiones, hay que hablar de inversiones, y era el momento de hacerlo. Sobre todo ayer había que hacerlo.

También fue la primera que apuntó a la peligrosidad de la curva de la estación.

No lo digo yo, lo dicen los maquinistas, y ayer se hizo evidente que es urgente hacer algo en esa estación.

Como alcaldesa, ¿qué pide pide a Adif y Renfe?

En Montcada tenemos cinco estaciones de tren y, de las cinco, solo una es accesible a personas con movilidad reducida o mayores; solo una tiene ascensor. El resto son estaciones que han quedado del todo obsoletas.

Cuatro de cinco estaciones sin ascensor en un solo municipio, tremendo.

Es cierto que ya está redactado el proyecto para la estación de Mas Rampinyo y se está redactando el proyecto para la de Montcada Bifurcació, que supondrá una mejora de la playa de vías y de la accesibilidad; la que queda colgada es la de Montcada-Manresa. Pedimos que se redacte ya un proyecto de nueva estación accesible; se le está negando el derecho a la movilidad a muchos vecinos de Montcada i Reixac.

"En Montcada tenemos cinco estaciones de tren y, de las cinco, solo una tiene ascensor; el resto han quedado del todo obsoletas"

¿Ese nuevo proyecto podría incluir mover la estación para evitar la polémica curva?

Es una de las posibilidades que estaba sobre la mesa. Los trenes ahora son más largos y, al final, acaban quedando muchos vagones en la curva y, para bajar, hay que dar un salto considerable porque quedan muy apartados del andén.

¿Confía en que el accidente de ayer haga agilizar las cosas?

Esperemos que sí.

¿Cómo les afecta como municipio estar cruzados por tantas vías?

En primer lugar, es un problema de seguridad que se hace evidente en los dos pasos a nivel de la R-2. Después, es un problema para la movilidad interna de la ciudad. Nos fragmenta y nos trincha el territorio. Esta sobreimplantación de infraestructuras ferroviarias y viarias hace que tengamos los barrios dispersos y alejados, y eso supone un sobrecoste en la prestación de servicios a la ciudadanía. Ese es un tema que ahora quiero empezar a mover tanto en el Parlament como en el Estado.

"Esta sobreimplantación de infraestructuras ferroviarias y viarias en el municipio hace que tengamos los barrios dispersos y alejados y que no exista un sentimiento de pertenencia a la ciudad"

¿Qué quiere hacer?

Explicarles que esa sobreimplantación de infraestructuras que dan servicio a la ciudad de Barcelona y a la región metropolitana no solo nos trincha el territorio, también nos supone un sobrecoste en la prestación de servicios a la ciudadanía, y no puede ser que lo paguen los vecinos.

¿Un ejemplo?

La limpieza. No es lo mismo tener un servicio de limpieza viaria en una trama cosida y consolida que en barrios dispersos y alejados por todas esas infraestructuras que nos cruzan.

Les parten literalmente la ciudad en cachitos. 

Sí. Y eso incluso ha difuminado nuestro sentimiento de pertenencia a la ciudad. Cada uno se siente de su barrio.

¿Y eso cómo se soluciona? 

Montcada ya ha pagado un peaje muy alto a la ciudad de Barcelona y a la región metropolitana y ahora tiene que haber un retorno a esa solidaridad.

¿El esperadísimo soterramiento de la R-2 será un primer paso?

Es la oportunidad para cerrar una de las cicatrices que tenemos y que nos ayudará a unir barrios. Es un proyecto capital para el futuro del municipio. Montcada nunca más será la misma después del soterramiento.

¿Es optimista con ese tema?

Sí. El Consejo de Ministros autorizó el lunes la inversión de 621 millones para la nueva licitación. Ya no hay marcha atrás, el soterramiento está más cerca que nunca. Cuando entren las máquinas será el día que se empezará a hacer justicia histórica con Montcada. Han sido 40 años de lucha ciudadana. Este es el proyecto capital, pero hay otras barreras...

Siga.

Tenemos 15 kilómetros de red ferroviaria en el municipio y de esos 14 pasan por el núcleo urbano.

"Las vías no nos permiten hacer caminos escolares; ya nos gustaría, pero es muy complicado hasta que el soterramiento sea una realidad y cambie la morfología de la ciudad"

Impresiona, sí.

Además, hay otra afectación, que es el mantenimiento a lo largo de toda la red. Adif tendría que hacer un mantenimiento mucho mejor de todo su espacio, hay mucha dejadez de todo el entorno ferroviario y de las estaciones en concreto. La limpieza es muy mejorable.

¿Qué más? Es el momento.

Son muchas cosas. Nos afecta directamente a la cotidianidad. En el ir a comprar el pan, al CAP o al colegio. En Montcada no podemos hacer caminos escolares. Ya nos gustaría, pero es muy complicado hasta que el soterramiento sea una realidad y cambie la morfología de la ciudad.

Noticias relacionadas

Además de las ferroviarias, tienen las infraestructuras viarias, claro.

Ahora tenemos un problema que se ha agravado con la eliminación de los peajes, que es el tráfico en la C-33, una carretera que cruza la ciudad pese a que no tenemos ni entrada ni salida. Hay mucho más volumen de vehículos, muchos más atascos, y están a tocar muchas viviendas en el barrio de Montcada Nova, que sufren los ruidos y el humo. Tenemos una reunión con la Dirección de Movilidad para que pongan pantallas.