Centrales nucleares

La entrada de agua de mar en el condensador obliga a detener la planta nuclear de Vandellòs

  • La central hace una parada no programada dos días después de terminar la recarga de combustible

  • Fuentes de ANAV aseguran que la incidencia no ha tenido consecuencias para la salud de las personas ni el medio ambiente

La entrada de agua de mar en el condensador obliga a detener la planta nuclear de Vandellòs

ACN/CSN

1
Se lee en minutos
ACN

La central nuclear Vandellós II ha hecho este domingo al mediodía una parada no programada porque ha entrado agua de mar en el condensador y se ha descompensado el circuito secundario.

Como se ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), a las 12.38 se bajó la carga y se desacopló la planta de la red eléctrica. Con la nuclear por debajo del 5% de potencia, se están "restaurando las condiciones químicas" del circuito secundario a los valores requeridos.

La planta se mantiene "estable" con esa potencia mínima. Fuentes de ANAV aseguran que la incidencia no ha tenido consecuencias para la salud de las personas ni el medio ambiente. El CSN todavía no ha calificado la gravedad del accidente y estudia la situación.

Noticias relacionadas

Vandellós II acabó el viernes la 25 recarga de combustible y se reconectaba a la red después de cuarenta días. La planta acaba de iniciar un nuevo ciclo de producción en las instalaciones después de un proceso de recarga del combustible que ha supuesto 9.500 órdenes de trabajo.

Entre los elementos renovados en esta parada se encuentran 60 de los 157 elementos del núcleo del reactor, la sustitución de la placa de sección continua de 25 tubos guía, y la limpieza del circuito secundario de los generadores de vapor. También se revisaron dos de las tres turbinas de baja presión.