Educación en Catalunya

Una guardería en Barcelona: sin calefacción en plena ola de frío

  • Las familias de la EBM Sant Medir de Barcelona recibieron el sábado un correo pidiéndoles que llevaran a los niños bien abrigados y con una mantita debido a una avería en el sistema de climatización

  • Tras la presión del afa, los técnicos del ayuntamiento resolvieron de forma provisional el fallo y en 15 días renovarán todo el sistema de climatización

Estufas provisionales en la EBM Sant Medir de Gràcia, en Barcelona.

Estufas provisionales en la EBM Sant Medir de Gràcia, en Barcelona. / AFA EBM Sant Medir

2
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

La presión de las familias ha hecho -una vez más- posible lo imposible. El fallo en el sistema de climatización de la Escola Bressol Municipal Sant Medir, en el barrio de Gràcia, en Barcelona, de dificilísima solución según les llevaban diciendo a familias y dirección desde el mes de mayo, cuando se estropeó, se reparó en unas pocas horas este martes por la tarde, después de que algunas familias del centro denunciaran la situación en las redes sociales y estas quejas fueran recogidas por algunos medios de comunicación.

"Desde el afa estamos contentos de que, como mínimo, nuestros hijos no estén congelados con esta ola de frío, y esperemos que el problema quede arreglado definitivamente en las próximas semanas tal y como nos han comunicado; pero nos sabe muy mal que hayamos tenido que hacer ruido para que nos hicieran caso en algo tan básico", resume el sentir de la comunidad educativa Clara Narvion, miembro del afa.

La llama la encendió un tuit de la propia Clara, publicado este sábado tras recibir un correo de la dirección del centro pidiendo a las familias que el lunes llevaran a sus bebés bien abrigados y con una mantita porque había previsión de bajada de temperaturas -previsión que, esta vez, sí fue acertada- y, en cambio, no la había de que arreglaran la climatización de la escuela de educación infantil, estropeada desde el pasado mes de mayo (ya pasaron el verano refrescando las aulas como podían con pingüinos).

Apaño poco sostenible

La indignación expresada en las redes movió cosas, y ese lunes, además de niños y niñas con cuatro capas y mantas, acudieron al centro técnicos a instalar unas estufas que enfadaron todavía más a la familias, que siguieron movilizadas mostrando en redes fotos de las estufadas con cables colgando, "generando una situación muy peligrosa con niños tan pequeños", añade la portavoz del afa. "Y fue entonces cuando, ayer por la tarde [por este martes] resultó que sí pudieron arreglar en unas pocas horas lo que hasta ayer era prácticamente imposible", prosigue esta madre, quien señala, eso sí, que les han dicho que para no estropear el apaño no apaguen la climatización ni de día ni de noche y han dejado las estufas allí, por si vuelve a fallar.

La explicación municipal

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Barcelona responde que tiene previsto iniciar una actuación de cambio integral del sistema de climatización del EBM Sant Medir en los próximos 15 días, obra que finalizará durante las vacaciones de Navidad. "El motivo por el que se ha producido esta situación es que los servicios técnicos del IMEB no recibieron comunicación de la incidencia hasta septiembre y esto hizo que este centro quedara fuera de la lista inicial de 15 guarderías con plan de transición energética y confort térmico, que empezó este verano a través del programa 'Cuidem les Bressol'", continúa una voz municipal.

Desde el afa lamentan esta respuesta, ya que insisten en que la dirección de la escuela lleva desde mayo advirtiendo del fallo.