Operativo con más de 200 efectivos

El aeropuerto de El Prat hace su primer simulacro de accidente aéreo en zona de humedales

  • Los bomberos han estrenado una innovadora plataforma flotante diseñada para el rescate en agua

El aeropuerto de El Prat hace el primer simulacro de accidente aéreo en zona de humedales. / JORDI BORRÀS / ACN / VÍDEO: QUIM VALLÈS / ACN

4
Se lee en minutos
El Periódico

El aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y Protección Civil han realizado este lunes el primer simulacro de accidente aéreo en zona de humedales. Concretamente, el ejercicio, en el que han participado más de 200 profesionales, ha simulado la caída de un avión en el lago de Cal Bitxot, en el interior de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat.

El objetivo del simulacro, además de poner a prueba la respuesta coordinada de todos los organismos y cuerpos implicados en un accidente de estas características, ha sido también practicar la intervención específica en la zona pantanosa del delta. Aquí, por primera vez, los bomberos han utilizado una plataforma flotante desmontable que ha servido para acceder a los restos del avión y evacuar a las víctimas.

El 'accidente' se ha producido durante la aproximación al aeropuerto de un vuelo con destino a Barcelona. La aeronave, en la aproximación final a la pista 24R, ha informado de la explosión de los dos motores, lo que ha provocado la caída de la aeronave en el lago de Cal Bitxot, en el Delta del Llobregat.

Una vez recibido el aviso del accidente, Protección Civil ha activado la AEROCAT, el plan de emergencias aeronáuticas, y los cuerpos de emergencia se han desplazado al lugar del accidente . Los primeros en llegar han sido los bomberos del aeropuerto de El Prat que, con dos camiones, han estabilizado la zona rociando (simuladamente) el avión y sus alrededores con espuma.

JORDI BORRÀS / ACN

A partir de aquí, los efectivos participantes han iniciado la maniobra de rescate de las víctimas, a las que han evacuado fuera de la zona de intervención para trasladarlas y ser recibidas por los efectivos sanitarios. Además se han realizado tareas de extinción y de búsqueda y rescate de víctimas, tanto en el interior como en el exterior del fuselaje, así como en el estanque por parte de los GRAE Subacuáticos.

Prueba de una plataforma flotante

Para excarcelar y evacuar a las víctimas del avión -que se ha recreado con una pequeña barca donde había dos víctimas- con mayor seguridad, se ha montado por primera vez una plataforma flotante que ha estado operativa en pocos minutos. A través de ella, los profesionales han podido hacer llegar el material necesario y maniobrar con más agilidad que haciéndolo desde el agua.

Todo el dispositivo se ha coordinado inicialmente desde el centro de control avanzado que se ha instalado en el párking de Cal Tet, a unos 600 metros del accidente. Además, gracias a la unidad de drones de los Mossos d'Esquadra, el operativo se ha podido seguir en directo desde la sala de crisis ubicada en las instalaciones del aeropuerto de El Prat.

Aviso a los vecinos de El Prat

A su vez, el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat ha activado el Plan de emergencias municipal y el CECOPAL (centro de Coordinación Operativa Municipal), como se haría ante una situación real. También se han practicado sistemas de aviso a la población por parte de la policía local (llamadas a organismos/entidades/edificios particulares situados en zonas de riesgo...), en función de los riesgos detectados en el entorno de la zona de el accidente simulado determinados por el conjunto de cuerpos de emergencia.

Para facilitar la gestión y distribución de las dotaciones, uno de los puntos conflictivos por el poco espacio en la zona del accidente, los Bomberos de la Generalitat han ubicado un punto de tráfico frente al cementerio de El Prat de Llobregat.

Al llevarse a cabo en el lago de Cal Bitxot, Agentes Rurales también ha velado para que la celebración del simulacro no comportara ninguna afectación en la fauna y la flora de la zona.

Coordinación "muy relevante"

En el simulacro han intervenido más de 200 profesionales de Aena Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Protección Civil de la Generalitat, la subdelegación del Gobierno español en Barcelona, el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat, Mossos d'Esquadra, Bomberos de la Generalitat, Bomberos de Barcelona, SEM, Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (Departamento de Justicia), Agentes Rurales, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y otros organismos.

Noticias relacionadas

Finalizado el ejercicio, Marta Cassany, directora general de Protección Civil de Catalunya, ha realizado una valoración muy positiva, destacando especialmente la buena coordinación entre los más de 200 profesionales participantes. También ha puesto en valor que se haya podido seguir en directo desde la sala de crisis con el dron de los Mossos y que se haya probado por primera vez la plataforma flotante de rescate, dos elementos que pueden ser "relevantes" en caso de una emergencia real.

A su vez, Carlos Prieto, subdelegado del Gobierno español en Barcelona, ha celebrado que se ha visto una coordinación y determinación "muy relevantes" entre los participantes y unos protocolos "muy bien afinados". "Es un accidente que deseamos que no llegue a ocurrir nunca, pero si sucede hemos demostrado que estamos preparados para abordarlo", ha añadido.