El Banco de Alimentos pide ayuda ante el aumento de la pobreza

  • Necesitan 6.000 voluntarios para hacer posible la campaña que busca recaudar 5 millones de euros los días 25 y 26 de noviembre

Almacén del Banc dels Aliments.

Almacén del Banc dels Aliments.

3
Se lee en minutos
EFE

Los bancos de alimentos hacen un llamamiento a la colaboración ciudadana ante la nueva edición del 'Gran Recapte', que tendrá lugar los días 25 y 26 de noviembre y que busca recoger alimentos y donativos para las famílias más vulnerables. Afirman que la crisis social provocada por la inflación arrastra cada vez a más personas a una situación de vulnerabilidad y dicen que necesitan 6.000 voluntarios más.

El presidente del banco de alimentos de Barcelona, Lluís Fatjó-Vilas, ha señalado este jueves, al presentar la decimocuarta edición del 'Gran Recapte', que "desde 2008 vamos arrastrando distintas crisis que están causando que la pobreza se cronifique y, por lo tanto, que más personas necesiten ayuda". En ese sentido, Fatjó ha reclamado a los partidos políticos que aprueben los presupuestos, ya que, afirma, necesitan más ayudas públicas.

La campaña de este año tendrá un formato híbrido que combinará la tradicional recogida de alimentos en tiendas y supermercados con la donación económica. La entrega o donación de alimentos se podrá hacer en supermercados, mercados municipales y pequeños establecimientos los días 25 y 26 de noviembre en todo el territorio catalán. Las donaciones económicas se podrán hacer a través de la web hasta el 25 de diciembre, y también a través de bizum (33596) o en las propias cajas de los supermercados.

La factura del IPC

Fatjó-Vilas ha detallado que "las ayudas económicas permiten la compra de alimentos frescos, congelados o infantiles", y también, ofrecer a las entidades con las que colaboran la oportunidad de decidir qué necesitan en función de las necesidades específicas de las personas a las que ayudan. El presidente del banco de alimentos de Barcelona ha remarcado que, según el Instituto Nacional de Estadística, el precio de los productos esenciales ha aumentado notablemente: el aceite de semillas (67 %), la leche (19,7 %), los huevos (19,9 %) o las harinas (33,8 %), entre otros.

"El IPC de los alimentos ha subido un 13,7 % y eso tiene un impacto en todos los agentes implicados en la recaudación de alimentos", ha afirmado Fatjó-Vilas. "Sabemos que esto aboca a las familias a situaciones más complicadas y cualquier ayuda posible es más que agradecida", ha añadido.

Así mismo, Fatjó-Vilas ha remarcado la necesidad de movilizar a personas voluntarias para ayudar en la recogida de alimentos, ya que han calculado que se requieren 18.000 voluntarios para cubrir los distintos puntos del territorio y, actualmente, la cifra se sitúa en 11.900 voluntarios. La inscripción para participar en el 'Gran Recapte' de manera voluntaria se puede hacer a través de la página web.

Noticias relacionadas

El objetivo de esta edición es cubrir las necesidades las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad durante, por lo menos, el primer trimestre de 2023, por lo que según ha calculado el banco, se necesitarían alrededor de 5 millones de euros, ya sea en alimentos o en dinero. "Aún no nos hemos recuperado de los estragos de la pandemia, y eso se vio el año pasado con los resultados del 'Gran Recapte' que fueron modestos", ha admitido Fatjó-Vilas.

La gerente de la Associació Benestar y Desenvolupament (ABD), Àngels Guiteras, ha enfatizado en la rueda de prensa que en 2021 aumentó un 25 % el número de personas a las que atendieron desde la asociación, con comparación al año anterior. Es por eso, que tanto Guiteras como Fatjó-Vilas han reivindicado la necesidad de que los partidos políticos "dejen a un lado las diferencias políticas y aprueben los presupuestos presentados, ya que ayudaría mucho a las entidades sociales".