Tráfico de personas

La ley de trata, que prevé cárcel para los puteros y protege a las víctimas, llega el martes al Consejo de Ministros

  • La nueva norma también derechos como el permiso de residencia o el ingreso mínimo vital para las víctimas

La ley de trata, que prevé cárcel para los puteros y protege a las víctimas, llega el martes al Consejo de Ministros

Feed

1
Se lee en minutos
El Periódico

La ley contra contra la trata y explotación -que según los últimos borradores prevé penas de cárcel para puteros y proxenetas, y brinda derechos como el permiso de residencia o el ingreso mínimo vital- se aprobará el próximo martes en el Consejo de Ministras y Ministros. 

Los Ministerios de Justicia e Igualdad, que han llegado a tener dos borradores distintos de esta misma ley, ya tienen cerrado prácticamente un texto único.

Según fuentes del Ministerio de Igualdad, solo falta alcanzar un acuerdo para establecer "a partir de qué momento las mujeres en situación irregular pueden tener permiso de residencia y trabajo". Para este ministerio, este "punto es fundamental" para todas las víctimas en situación administrativa irregular, ya que uno de los elementos fundamentales para tener acceso a una nueva vida es "estar regularizada y con la posibilidad de conseguir un trabajo".

Penas de cuatro años

Además de los derechos previstos para las victimas de explotación sexual, según los últimos borradores, se propone penas de cárcel de hasta cuatro años para aquellas personas que paguen por tener sexo con una víctima de trata obligada a prostituirse. Quedarán exentos si ha sido algo ocasional y si denuncian la situación ante las autoridades. El proyecto castiga también con condenas de hasta cuatro años de cárcel para los que hagan negocio con la prostitución. 

Noticias relacionadas

De esta manera, el PSOE avanza en su objetivo de abolir la prostitución y Unidas Podemos verá reflejados en la norma los derechos sociales que reclamaba para las víctimas.  

Fuentes de Igualdad han subrayado que ultiman los detalles para que la ley contra la trata cuente en su totalidad con perspectiva de género. Ello significa que la norma reflejará en las medidas que propone, que la gran mayoría de víctimas de trata en todos sus fines, especialmente de explotación sexual, son mujeres y niñas.