Ley de bienestar animal

La ley de animales sigue adelante entre críticas al PSOE por "desproteger" a los perros de caza

  • Podemos y otros partidos de izquierda solicitan a los socialistas que retiren la polémica enmienda destinada a que la norma no se aplique en las actividades cinegéticas

La ley de animales sigue adelante entre críticas al PSOE por "desproteger" a los perros de caza
3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

La ley de bienestar animal ha iniciado este jueves su andadura parlamentaria con el rechazo a las enmiendas a la totalidad que han presentado PP y Vox, porque se oponen a la norma, y el PNV, por motivos competenciales. El debate en el Congreso ha evidenciado que la norma tiene suficiente apoyo parlamentario (salvo de los partidos regionales minoritarios, porque comparten con los peneuvistas que invade competencias autonómicas) y que un buen número de partidos rechaza la enmienda que el PSOE ha presentado para que la regulación no afecte a los animales auxiliares en la caza.

Varios de los socios parlamentarios del Gobierno han cargado contra los socialistas por presentar una enmienda parcial a las pocas semanas de que la norma fuera aprobada, el pasado agosto, por el Consejo de Ministros. Una enmienda de calado que, según varios de los partidos de izquierda, deja "irreconocible" la normativa al "desproteger" a los perros y al resto de animales que hacen posible la actividad cinegética. La ley de bienestar animal propone el sacrificio, el abandono y el maltrato cero y, según los animalistas y los socios del Ejecutivo, si no se aplica a los animales que participan en la caza se desvirtúa aún más el alcance de una norma que desde el inicio ya dejó fuera a los toros, los animales de producción y experimentación, que se rigen por normativas específicas.

Amplio rechazo

Por ello, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha pedido "humildemente" al PSOE que retire su enmienda porque "un perro es un perro, se dedique a lo que se dedique". El parlamentario morado ha argumentado que la enmienda socialista ha despertado un amplio rechazo entre las protectoras y animalistas y ha pedido a su socio de Gobierno que escuche "el clamor", el "amplio consenso social a favor de la ley" y no compre por más tiempo "el discurso de la derecha", que sostiene que la ley perjudica al mundo rural y a la caza.

En la misma línea, Inés Sabanés, de Más País, ha lanzado una "seria advertencia" a los socialistas porque su enmienda es "inaceptable" dado que permite "la impunidad sobre una parte muy importante y vulnerable de los animales". En su opinión, al contrario de lo que defiende la Real Federación Española de Caza, la ley "no prohíbe la caza" y todos los perros tienen que tener "los mismos derechos". Por último, según Junts, la petición socialista "deja irreconocible" la norma y por ello la enmienda "no le saldrá gratis" al PSOE.

Posible pinza

Noticias relacionadas

Frente a estos reproches, la portavoz socialista en la materia, Sandra Guaita, ha hecho oídos sordos. Ni ha mencionado la enmienda para que la ley no se aplique a los perros de caza y su discurso se ha centrado en arremeter contra Vox y el PP por oponerse con sus enmiendas a la totalidad a los "avances" en la protección animal que "demanda la sociedad".

Pese a este enfrentamiento con la derecha, los animalistas ven factible que la enmienda parcial del PSOE salga adelante, cuando la ley se debata en Comisión y vuelva al Pleno del Congreso, con el apoyo de PP y Vox, dado que ambos partidos sostienen que la ley es "letal" para el mundo rural, como este jueves han vuelto a sostener en la tribuna. Dado su rechazo a la norma y pese a las diferencias ideológicas con el PSOE, puede que apoyen su enmienda para que la legislación no sea de aplicación en el ámbito de la caza.