Incidente

Una gallina con cámara inquieta al personal de una base militar del Alt Empordà

El ave formaba parte de un experimento de la Universitat de Girona y estaba atada en medio de un campo

Una gallina con cámara inquieta al personal de una base militar del Alt Empordà

ACN

2
Se lee en minutos
ACN

Incidente en la base militar de Sant Climent Sescebes (Alt Empordà) por la presencia este miércoles de una gallina que llevaba sensores y una cámara dentro de la zona de maniobras. El ave estaba atada sola en medio de un campo.

Su aparición hizo que desde la base alertaran los Mossos. Y, una vez allí, los agentes comprobaron que la gallina estaba sentada y que la cámara que grababa llevaba un hashtag donde se leía: 'Universitat de Girona, estudio de la fauna'. Entonces, apareció un biólogo explicando que todo ello formaba parte de una investigación científica autorizada, y que desconocía que aquel fuera un espacio de exclusión. Resuelto el misterio, y deshecho el malentendido, los Mossos devolvieron la gallina y los aparatos electrónicos al investigador.

Una gallina curiosa

Una gallina, una cámara, maniobras militares, Mossos d'Esquadra, un biólogo y una investigación científica. Por más inverosímil que pueda parecer, todos estos ingredientes han formado parte de una historia con tintes surrealistas en el Alt Empordà. El escenario, la base militar Álvarez de Castro de Sant Climent Sescebes; y la hora, la una y media de la tarde.

En medio de un campo de maniobras, los militares detectaron la presencia de una gallina que no se movía. Pero aquello que les llamó la atención, es que junto al ave de corral había sensores y una cámara. Desde la base de San Clemente alertaron los Mossos d'Esquadra, quienes enviaron una patrulla de seguridad ciudadana.

Cuando los agentes de la Jonquera llegaron al campo de maniobras y se acercaron al animal, vieron que la gallina estaba viva y sentada. A ante el ave había un sensor de movimiento y una cámara que lo estaba grabando. El dispositivo de grabación llevaba un hashtag donde se leía: 'Universitat de Girona, estudio de la fauna'.

Estudio científico

Fue entonces cuando apareció un biólogo de la UdG diciendo que todo ello formaba parte de una investigación científica y que tenía la autorización pertinente para llevarla a cabo. Según fuentes próximas al caso, formaba parte de una investigación zoológica a la zona de la Albera sobre el águila perdicera. Además, no era la primera vez que se hacía un estudio de estas características. A diferencia de las otras veces, pero, el investigador no sabía que había dejado ligada la gallina en una zona de exclusión militar.

Noticias relacionadas

La patrulla de los Mossos retiró a la gallina, la cámara y el sensor. Junto con el biólogo, los policías fueron hasta la comisaría de distrito de la Jonquera. Allí, tomaron declaración al investigador y comprobaron la documentación sobre la investigación científica. Los agentes, que también han tomado declaración a los militares, han instruido diligencias informativas para el juzgado.

Después de hacer todas las diligencias, el biólogo pudo recuperar el ave y los aparatos electrónicos.

Temas

Animales