Día mundial del docente

La UNESCO alerta sobre la escasez mundial de profesores

  • El organismo estima que se necesitarán 69 millones de maestros para alcanzar en 2030 la educación básica universal

  • "Es urgente dar un mejor reconocimiento a esta profesión de la que depende el futuro de nuestros hijos", subraya Azoulay

Vuelta al cole en el instituto Quatre Cantons

Vuelta al cole en el instituto Quatre Cantons / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
El Periódico

Faltan profesores y cada vez es más difícil retener a los maestros en ejercicio y atraer nuevas vocaciones. Y la crisis es global. Es la voz de alarma que ha dado la Unesco este miércoles, Día mundial de las y los docentes. La directora general de este organismo internacional, Audrey Azoulay, ha instado a los gobiernos de todo el mundo a intensificar su apoyo a los profesores, con más formación y con mejores condiciones de trabajo. Estima que se necesitan 69 millones de profesores para alcanzar en 2030 el objetivo de la educación básica universal. El mayor déficit se da en el África subsahariana.

"La falta de formación, las condiciones de trabajo poco atractivas y la financiación inadecuada son factores que socavan la profesión de docente y agravan la crisis mundial del aprendizaje. La Unesco siempre ha situado a los profesores en el centro de la lucha por el derecho a una educación inclusiva y de calidad. Es urgente dar un mejor reconocimiento a esta profesión de la que depende el futuro de nuestros hijos", ha subrayado Azoulay.

Según las previsiones de la Unesco, en estos momentos se necesitan 24,4 millones de docentes más en la enseñanza primaria y unos 44,4 millones en la secundaria para lograr la educación básica universal de aquí a 2030.

El África subsahariana, que cuenta con algunas de las aulas más superpobladas del mundo, es asimismo el continente con los profesores más sobrecargados de trabajo y los sistemas con menos personal, con un 90% de escuelas secundarias haciendo frente a una grave escasez de docentes. En esta región, se necesitan 5,4 millones de docentes en primaria, y 11,1 millones en secundaria.

La región con el segundo mayor déficit es el sur de Asia: aquí se necesitarán 1,7 millones de profesores adicionales en primaria, y 5,3 millones en el nivel secundario.

Mejorar las ratios

En los países de renta baja, el primer obstáculo para la profesión docente es la gran carga de trabajo. Según datos recientes de la Unesco, cada profesor de primaria de estos países tiene una media de 52 alumnos por clase, mientras que la media mundial es de 26. La proporción es especialmente alta en el África subsahariana, con 56 alumnos por profesor, y en el sur de Asia, con 38. En Europa y América del Norte la ratio media es de 15 alumnos por profesor.

Las dificultades de supervisión se ven agravadas por la falta de formación, que hace que los profesores no siempre tengan todas las herramientas a su alcance para lograr un desempeño adecuado en el aula. Un 26% de los profesores de primaria y el 39% de los de secundaria no tienen la titulación mínima requerida en los países de renta baja, frente al 14% y el 16%, respectivamente, a nivel mundial.

En las zonas más remotas, desfavorecidas y rurales, las condiciones empeoran y se ven agravadas por la multiplicidad de grados, el multilingüismo y las acuciantes necesidades de aprendizaje en el aula.

Noticias relacionadas

En estos lugares más desfavorecidos hay, además, una brecha de género: las maestras se ven afectadas de forma desproporcionada debido a la falta de viviendas adecuadas, a los largos e inseguros trayectos hasta la escuela y a la falta de servicios de guardería, lo que dificulta la permanencia de las mujeres en puestos docentes remotos. La infrarrepresentación de las profesoras en determinadas áreas de conocimiento y en los puestos de dirección es otro de los retos permanentes.

Ofrecer mejores salarios

La crisis de la profesión también se ve acentuada por los salarios no competitivos. Seis de cada diez países pagan a los profesores de primaria menos que a otros profesionales con cualificaciones similares. Este criterio es especialmente evidente en los países de renta alta. En cinco de los seis países de este grupo, los profesores de primaria ganan menos que otros profesionales comparables. Solo tres países de renta alta tienen una política salarial para el profesorado encomiable: Singapur, con un salario medio igual al 139% de las profesiones comparables, España (125%) y la República de Corea (124%).