Acoso en las aulas

Alumnas del instituto Dolors Mallafrè de Vilanova i La Geltrú denuncian a un profesor por abusos

  • "Vengo con vosotras a la habitación y follamos", les soltó a dos estudiantes durante un viaje a Madrid

  • El docente, en libertad con cargos, está apartado de empleo y sueldo

Alumnas del instituto Dolors Mallafrè de Vilanova i La Geltrú denuncian a un profesor por abusos

Mario Guzman

3
Se lee en minutos
El Periódico

Nueve alumnas del instituto Dolors Mallafré de Vilanova i la Geltrú (Garraf) han denunciado ante los Mossos d'Esquadra al que era su profesor de filosofía y sociología por acoso sexual y abusos. La policía lo detuvo el pasado junio, tras recibir las tres primeras denuncias, por presuntos abusos sexuales entre los años 2020 y 2022 contra alumnas de su centro. Así lo han confirmado fuentes policiales tras la información avanzada por el diario 'Ara'.

El profesor está en libertad con cargos, aunque pesan sobre él tres órdenes de alejamiento, una del centro educativo y otras de dos víctimas. Por su parte, el Departament d'Educació ha asegurado que abrió un expediente contra el docente, lo que supone la suspensión de trabajo y sueldo, inmediatamente después de recibir una notificación del juzgado con las medidas cautelares adoptadas. La 'conselleria', que ha destacado que la Unidad de Apoyo al Alumnado en Situación de Violencia (USAV) está haciendo seguimiento del caso y acompañando tanto al instituto como a las víctimas, está investigando el caso de forma paralela.

Los hechos se produjeron en los dos últimos cursos escolares (20-21 y 21-22) cuando las estudiantes cursaban bachillerato. Las jóvenes han explicado que su profesor Xavier Pascual, de 46 años, las perseguía con comentarios sexuales y las sometía a tocamientos constantes. "Nos tocaba la espalda, el pelo, el brazo. Le decíamos que no lo hiciera, pero no hacía caso", ha relatado una de las chicas.

Tras quejarse en tres ocasiones a la dirección del centro, finalmente las familias optaron por acudir a la policía. Además, una familia ha presentado una denuncia  ante el Departament y el Síndic de Greuges por la respuesta del centro. "No activaron el protocolo ni hicieron nada. Es muy grave. Dejamos a nuestras hijas en el instituto pensando que estarán seguras, y resulta que no lo está", señalaba esta familia en declaraciones al 'Ara'.

El primer impacto lo tuvieron las jóvenes ya en las primeras clases de filosofía, en las que hablaba de forma continuada sobre la sexualidad. "Nos explicaba que se masturbaba con anuncios de champú y nos pidió un trabajo de ética con contenido sexual", recuerda una de las víctimas. También eran habituales comentarios exclamativos sobre la ropa que llevaban las alumnas. Las chicas lo comentaron con la tutora que les dijo, según cuentan, que "no se podía hacer nada". Cuando fueron al director, este les contestó que "miraría que podía hacer", pero les pidió "discreción", recuerda otra.

Noticias relacionadas

El curso pasado, durante un viaje a Madrid, los comentarios y los tocamientos se intensificaron. Las jóvenes han contado al citado medio que aunque eran menores, Pascual las "coló en una discoteca" y les "compró copas". A una de ellas, tras salir del local, le dijo que tenía fantasías con ella. La alumna se escabulló de la situación como pudo. El acoso continuó al día siguiente cuando a dos de ellas les contó sus gustos sexuales, les preguntó qué les gustaba a ellas y les dijo que le gustaría hacer un trío con ellas. Incluso les llegó a soltar: "Vengo con vosotras a la habitación y follamos". "No, gracias, le respondimos. Él era la autoridad y me daba miedo por las notas", lamentaba una de las acosadas.

La escalada de acoso culminó esa noche, cuando esa misma alumna se sintió mal. Pascual le propuso acompañarla a coger un taxi para ir al hotel. Dentro del taxi, la atacó. "Se acercó mucho. Intentó meter la mano bajo el vestido y tocarme los pechos. Cuando llegamos, salí corriendo. El taxista bloqueó las puertas para que él no pudiera salir y me encerré en la habitación". De vuelta al instituto, la alumna dejó la asignatura y el profesor adoptó una actitud agresiva hacia ella. Un día, una profesora vio cómo él se dirigía a ella enfadado y fueron a denunciarlo al director, que las invitó a acudir a los Mossos.