Fenómeno

Misterio viral: ¿para qué sirven los cascos para pollos?

Se expanden por internet a lo plaga bíblica. Ya los venden hasta en Media Markt. Es uno de los grandes misterios virales de la humanidad, junto al de por qué se han separado Risto Mejide y Laura Escanes

¿Por qué se venden cascos para gallinas? / ZML

5
Se lee en minutos
Ana Sánchez
Ana Sánchez

Periodista

Especialista en Barcelona. Busca historias increíbles y coordina las páginas de ocio de ‘On Barcelona’.

ver +

Aparecieron un buen día en Media Markt, entre hileras de pilas y adaptadores. Hay que leer tres veces la etiqueta: “Kit de cascos para pollos”. Se te pone la piel de gallina por pura empatía. No sabes si coger un paquete o buscar antes la cámara oculta. Son mini cascos de moto, hay cuatro modelos por 'pack': acolchados, de diseño, tienen hasta mini hebilla. Solo les faltaría una advertencia de circulación: “Prohibido ir pisando huevos”.

Si los buscas en Google, te colarás de golpe en un agujero negro virtual. ¿Pero qué…? Aparecen más webs que si estuvieras buscando las rupturas de famosos de esta semana. No miles, no, millones y millones. Los cascos para pollos -descubres con la boca abierta- se expanden desde hace años por internet a lo plaga bíblica. Los venden en Media Markt, Amazon, Aliexpress, Alibaba, ebay, Wallmart. Hay un sinfín de reseñas, foros, hilos, millones de visualizaciones en TikTok, hordas de gallinas posando con casco y cara de estar ideando una venganza. 

Cinco minutos navegando por internet y ya lo sitúas entre los grandes misterios virales de la humanidad, junto al de por qué se han separado Risto Mejide y Laura Escanes. ¿Pero para qué sirven todos estos cascos para pollos? 

“Función: evitar que el pollo sea asesinado”, anuncia sin paños calientes una de las descripciones de catálogo. “Adecuados para pollo, pato y otras aves de corral”, alientan el uso interespecies. “Puede proteger a la mayoría de las mascotas en días soleados o lluviosos –suman utilidades- e incluso reducir el riesgo de lesiones graves en la cabeza y el cerebro”. En Amazon, el 40% de los usuarios valoran el producto con 5 estrellas

“Se acabó lo de estar esperando despierto a los pollos por no saber si vuelven seguros al cortijo”. Hay mucho sarcasmo en las reviews, era de esperar. Lo sorprendente es que abundan más las reseñas sin ironías. Sí, ahí fuera hay una multitud comprando cascos de moto para ponérselos a sus gallinas. Y aquí viene la paradoja del fenómeno: no les caben. 

No se veía tanta indignación en internet desde que Bisbal le hizo la cobra a Chenoa. “NO LO COMPRES –advierte un cliente insatisfecho en mayúsculas-. Una pérdida de dinero. Son tan pequeños que no le cabrían ni a un polluelo”, añade en la reseña. “Demasiado pequeños para las gallinas –apunta otro comprador más creativo-, pero geniales para la Barbie”. 

Foto de un consumidor creativo: el casco para pollos tiene tamaño Barbie.

/

Toca remangarse: procedemos a verificar la veracidad de las quejas a pie de gallinero. Le probamos un minicasco a una gallina de Moianès, tamaño estándar, cresta respingona. Quedamos tan decepcionados como los consumidores de internet. Ni ladeándole la cresta le cabe. La gallina pone cara de irse a leer ‘Rebelión en la granja’. La pregunta sigue sin responder: ¿pero para qué se venden los cascos? 

Le intentamos probar un casco a una gallina de Moianès.

Acudimos al origen: China. Es donde se fabrican. Le preguntamos al corresponsal de El Periódico. Él envía varios vídeos donde no se ven pollos, sino patitos de goma. Una respuesta inesperada: “Aquí se venden –desvela tras rastrear la web china- como adornos para bicis y motos”. Los patitos amarillos se adhieren a manillares y retrovisores, les ponen cadenas de oro a lo rapero, gafas de sol y, sí, un casco del kit para pollos. Una nueva variante: cascos con hélices.   

Lo que se lleva en China: patitos con casco para adornar la moto.

/

Aquí no acaba el misterio, no. Aún queda un sinfín de MacGivers de campo que sí han conseguido calzarle los microcascos a sus mascotas con plumas. Pollos con pose de ‘influencer’ y mirada de tener más paciencia que el personal de Carlos III. Ya van por 7,1 millones de visualizaciones en TikTok. Hasta se puede avistar por Youtube una gallina con casco paseando en una cesta de bici. 

Ya solo nos queda acudir al único lugar donde la humanidad encuentra respuestas a todas sus dudas existenciales: los foros de internet. “¿Habéis oído hablar de las gafas para pollos?”. Un usuario abre la caja de Pandora de los accesorios para gallinas. Se pueden conseguir a golpe de Visa gafas, sombreros, suéters, tutús, sillas de montar, hasta brazos musculosos de pega

Una gallina con brazos musculosos de pega de Amazon.

/

Al fin alguien apunta a un posible porqué que suena coherente: “Si introduces gallinas extrañas en el gallinero –lees en el foro después de mucho scroll-, se picotean la cabeza unas a otras hasta que se establece su orden jerárquico. Me gustaría pensar que estos pequeños cascos de pollo ayudarían”. 

@thechickenlady4 #chickens #chickenhelmet #helmet #dressupyourpetday @wmswife ♬ Mission Impossible (Main Theme) - Favorite Movie Songs

 “Recuerda que las aves descienden de los dinosaurios”. Esto lo dice una veterinaria clínica, Marta Legido. “De hecho, mantienen físicamente características de los dinosaurios, como las escamas de las patas”, añade como dato curioso. Al grano, que pediría una gallina: “Son muy agresivas entre ellas cuando hay conflicto de intereses –explica la veterinaria-. Y cuando ya son adultas, sobre todo, se enfadan y se picotean en la cabeza. Pueden llegar a matarse”. Para estos casos, también se pueden encontrar cascos con tonos bélicos y visera

Casco con visera para gallinas de AliExpress.

/

Noticias relacionadas

 Los caminos de los cascos para pollos son inescrutables. Un granjero taiwanés - recoge el diario online 'Taiwan News'- utilizó uno de estos mini cascos para proteger a sus pollos de los contundentes durians que caen de los árboles. Son esas frutas enormes con una cáscara repleta de pinchos que, según dicen, son también las más apestosas del mundo. El casco –mostró el granjero en Facebook- no evitó la muerte del pollo de un ‘durianazo’, pero tuvo miles de 'likes' al momento. “Tus pollos –comentaron a pie de post- necesitan chalecos antibalas”. Seguramente los saquen pronto a la venta. 

“¿¿¿Cascos para pollos???”, pestañea con perplejidad una compañera del periódico al verlos. “No sé para qué sirven, pero yo quiero uno –suplica al segundo-. ¿Eso que tienen en la parte superior es una argolla para llavero?”.