NATALIDAD

La reproducción asistida saca pecho: los embarazos de gemelos bajan un 11% en España

Con los últimos datos del Ministerio de Sanidad, España está por debajo de la media europea de partos múltiples y la transferencia de un único embrión ha ido ganando terreno a la estrategia de transferir dos

La reproducción asistida saca pecho: los embarazos de gemelos bajan un 11% en España
5
Se lee en minutos
Nieves Salinas
Nieves Salinas

Periodista

ver +

España es líder en tratamientos de reproducción asistida en Europa. Según la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE). Casi un 10% de los nacimientos que tienen lugar actualmente en nuestro país se deben a este tipo de tratamientos, la cifra más alta hasta la fecha. Desde siempre, estas técnicas se han asociado a los partos múltiples, de mucho más riesgo. Y ahora, sus especialistas se desligan de esa realidad. "Es cosa del pasado. Ya no se sostiene, porque hemos mejorado las técnicas", señala Joaquín Llácer, director médico de las clínicas Ginefiv, centros especializados en reproducción asistida. Los embarazos de gemelos han bajado un 11% en España -datos de 2019- y, año tras año, la transferencia de un único embrión ha ido ganando terreno a la estrategia de transferir dos.

Una tendencia que, indican expertos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) se viene manteniendo en los últimos años. Así lo corrobora el doctor Llácer en conversación con este diario. Lo hace con motivo del Día Mundial de los Nacimientos Múltiples, que se celebra el 26 de septiembre. Y lo dice con orgullo porque, de siempre, los embarazos gemelares o múltiples, han estado asociados a los tratamientos de fertilidad. Se felicita, porque son cada vez más escasos. En concreto, se remite a lo comunicado por la ESHRE en su 38 reunión anual, que se celebró en julio de 2022: la tasa de gemelos ha ido disminuyendo de forma constante en los últimos años hasta llegar a situarse en torno al 10%.

Menos tratamientos en España

La SEF y el Ministerio de Sanidad publican esta misma semana -se darán a conocer el martes- los nuevos datos del Registro Nacional de Actividad, el séptimo, desde la publicación de la modificación de la Ley de Reproducción Asistida. Recoge datos de los centros y las actividades que se llevaron a cabo tanto en se llevaron a cabo tanto de ciclos de Fecundación in Vitro (FIV) como de Inseminaciones Artificiales (IAs). Con estadísticas del 2019 se contabilizaron 180.906 tratamientos (un 1,3% menos respecto a 2018), pero advierten los expertos consultados por este diario, las que figuran en el nuevo registro -que serían relativas a 2020- están marcadas por la pandemia de coronavirus.

Ese mismo informe confirma un cambio de tendencia: hay menos embarazos de gemelos, ligado a una mejora en la calidad de las técnicas y en los resultados. De hecho, para los especialistas la asociación entre embarazo múltiple y tratamientos de fertilidad "es ya una cosa del pasado". Antes, admite el director médico de las clínicas Ginefiv, "la imagen de fecundación in vitro era un carrito con tres bebés".

"Ahora, los embarazos dobles asociados a técnicas de fecundación in vitro no son ni el 20%", indica el especialista

El doctor vuelve a ese dato de una bajada del 11% en los embarazos de gemelos. Señala que, dado que son estadísticas relativas a 2019, ese porcentaje ha aumentado en la actualidad. Aclara, además, que en los partos múltiples, una parte importante de los nacimientos son de forma natural. "Antes estábamos en torno a un 90% por técnicas de reproducción asistida y un 10% de naturales y ahora, probablemente, los embarazos dobles asociados a técnicas de fecundación in vitro no son ni el 20%", puntualiza.

Un alto número de embriones

Cuando echa la vista hacia atrás, el especialista reconoce que la reproducción asistida siempre ha estado asociada al embarazo múltiple, "porque una de las formas de optimizar los tratamientos, era conseguir un número alto de embriones. Se transferían tres, cuatro, incluso hasta cinco, hace ya muchos años. Ahora, legalmente, es posible transferir hasta tres. Pero el avance de las técnicas, sobre todo las de congelación, ha hecho que podamos mantener la eficacia transfiriendo un número menor. Ahora, explica, en "la inmensa mayoría de los casos, casi en el cien por cien, sólo es uno. Es la mejor práctica y hace que la posibilidad de una mujer que se somete a una técnica de reproducción in vitro tenga gemelos, sea menor, incluso, que en la concepción natural".

"A quienes trabajamos en reproducción asistida, en las unidades de neonatos, siempre nos han tachado de ser los 'malos' de la película", reconoce el médico

Ese el gran avance, apunta el médico. El doctor Llácer responde que una parte importante de los embarazos múltiples, sobre todo los de alto grado -trillizos, cuatrillizos...- pero también los gemelos "venían de técnicas de reproducción asistida". Al mejorar las técnicas, cada vez hay menos partos múltiples en los hospitales y, a su vez, han conseguido descongestionar las unidades de cuidados intensivos neonatales. "Eso es muy importante. Porque, a quienes trabajamos en reproducción asistida, en esas unidades, donde se atendían los partos, siempre nos han tachado de ser los 'malos' de la película".

Partos muy complejos

Los embarazos múltiples, asegura el médico, son la primera causa de prematuridad "y la prematuridad es la principal caso de morbilidad y mortalidad neonatal. Muchos de esos niños que estaban en las UCI neonatales venían de partos múltiples y la posibilidad de que un niño tenga discapacidad es, por ejemplo, mucho mayor en un gran prematuro. El no tener partos múltiples ha hecho que la posibilidad de que los bebés nazcan prematuros sea mucho más baja".

Reconoce que, aunque los registros de fertilidad son de años anteriores, actualmente en muchas clínicas, ya es extraordinario transferir más de un embrión. "Estamos orgullosos de haber conseguido prácticamente abolir una de las complicaciones clásicas de las técnicas de reproducción asistida y queremos seguir incidiendo en la precaución", añade el especialista. Admite también que la efectividad de las técnicas de congelación "ha sido clave". Primero, apunta, porque la posibilidad de implantar los embriones hace veinte años, "era mucho más baja que ahora y los que no se transferían y se congelaban, ya tenían muy pocas posibilidades de sobrevivir como, posteriormente, de implantar y desarrollarse".

En aquel contexto, explica, para optimizar las posibilidades de una paciente, la única solución era transferir un número alto de embriones. "Actualmente, las técnicas de congelación son muy efectivas, tanto como las transferencias en fresco, y eso hace que la posibilidad no sea diferente. Con eso conseguimos que no haya embarazos múltiples", precisa.

Bajas tasas de natalidad

Noticias relacionadas

El médico también realiza una consideración final sobre anuncios recientes como el realizado por la Comunidad de Madrid relativo al Plan de Fertilidad en Red que, entre sus acciones concretas, contempla la ampliación hasta los 42 años –con el objetivo de llegar a los 45- para acceder a la reproducción asistida y la elección por parte de la mujer del centro para su tratamiento, con un incremento del número de ciclos de tratamiento de fecundación in vitro de 3 a 4.

"Teniendo en cuenta las tasas de natalidad que hay actualmente -con los últimos datos del INE, de agosto, ha caído a mínimos históricos en el primer semestre de 2022- es razonable dedicar más recursos a las mujeres que quieren tener hijos. Pero es cierto que los recursos públicos deben distribuirse bien y, sobre todo, en aquellas mujeres que más posibilidad de éxito tienen por la edad", concluye el doctor Joaquín Llácer.

Temas

Hijos