Políticas sociales

El tercer sector denuncia que el Govern incumple el convenio contra la pobreza energética

  • La Mesa del Tercer Sector y la APE reclaman que se condene la deuda de las familias vulnerables

Una mujer revisa una factura.

Una mujer revisa una factura. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
El Periódico

La Alianza contra la Pobreza Energética (APE) y la Mesa del Tercer Sector Social han denunciado este viernes el incumplimiento por parte del Govern de los compromisos adquiridos en relación al convenio que regula la pobreza energética en Catalunya firmado con Endesa. Señalan que "un año y medio después no se ha desplegado como es necesario" y ha quedado sin resolver la deuda acumulada por las familias durante el 2021. Por eso, las entidades avisan de que no participarán en las próximas reuniones del grupo de trabajo del convenio si no se aseguran avances significativos. La presidenta de la Mesa, Francina Alsina, ha mostrado su preocupación de cara a los próximos meses "en un contexto de crisis socioeconómica grave" con unos precios de la energía "desbocados".

En una comparecencia conjunta, las entidades han asegurado que no entienden por qué no se está avanzando en los compromisos adquiridos por el Govern si se dispone "de una herramienta que funciona". Y han alertado de que la deuda de las familias vulnerabilizadas sigue incrementándose. "Están cada vez más empobrecidas", subraya Alsina.

De hecho, también ha recordado que ya están notando los efectos de la inflación y la subida de las facturas energéticas "en forma de más peticiones". Una situación que, ha asegurado, ya vivieron durante la pandemia, cuando las familias acudieron a ellas para poder hacer frente a ciertos gastos, como la vivienda.

"Estamos en medio de una crisis social muy grave que aún podría ser peor por el fantasma de una posible recesión", ha avisado Alsina. Así, ha recordado que la situación podría empeorar "en pocas semanas" agravando "todo lo que ya se llevaba acumulando por la pandemia".

"Cansados de palabras"

En la misma línea se ha expresado la portavoz de la APE, Maria Campuzano, quien ha afirmado que en junio el Departament de Drets Socials se comprometió a condonar la deuda de 2021 de las familias "antes de las vacaciones de verano". "Tenemos serias dudas de que llegue antes de que acabe el invierno", ha lamentado. De hecho, apunta que la deuda de 2021 será probablemente superior a la de 2020 que ascendió a los 12 millones de euros.

Noticias relacionadas

Las entidades piden a la 'conselleria' que asuma "más protagonismo" y "liderazgo" en este ámbito. "No puede seguir sacudiéndose responsabilidades, debe resolver la deuda de 2021 y sacar adelante los contadores sociales", ha añadido.

"En la última reunión ya trasladamos nuestra disconformidad en cómo se están llevando las cosas, es un espacio necesario pero necesitamos que sirva para plantear hechos, ya nos hemos cansado de las palabras", ha remachado Campuzano.