Fraude telefónico

La Guardia Civil alerta de una estafa cada vez más común por WhatsApp

Los timadores se hacen pasar por un hijo de la víctima para reclamar una cantidad de dinero que deben enviar por transferencia bancaria o Bizum

La Guardia Civil alerta de una estafa cada vez más común por WhatsApp

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
EFE

Un joven de 19 años ha sido investigado por la Guardia Civil en Granada por una supuesta estafa a través de la aplicación WhatsApp después de que se hiciera pasar por el hijo de la víctima y le solicitara una transferencia bancaria o Bizum de casi de 2.000 euros, una práctica delictiva que va en aumento.

El Instituto Armado ha informado que mantiene abierta una operación para luchar contra este tipo de estafas, que son cada vez más comunes.

Suplantación de identidad

El modus operandi es siempre el mismo, de forma que se hace un envío masivo de mensajes a través de la aplicación WhatsApp en los que se hacen pasar por el hijo de la persona que recibe dicho mensaje.

Le informan de problemas con el antiguo número de teléfono, motivo por el que escriben desde uno nuevo, y le piden que no traten de comunicarse telefónicamente.

Indican, asimismo, que están pasando por un apuro económico y que necesitan que realicen una transferencia bancaria de manera urgente, facilitándoles el número de cuenta en el que deben hacer el ingreso.

En el mismo momento en que los autores reciben el dinero, proceden a su retirada inmediata.

Vergüenza a la hora de denunciar

Los potenciales receptores de los mensajes de los delincuentes, que en la mayoría de las ocasiones son elegidos al azar, en algunos casos tienen hijos o familiares que viven lejos y por este motivo dan verosimilitud al contenido de los mensajes, accediendo a prestarles la supuesta ayuda económica que necesitan.

La Guardia Civil ha alertado de que han aumentado los casos en los que se ha cometido este tipo de estafa, por lo que es de suma importancia darla a conocer para evitar ser víctimas de la misma.

Noticias relacionadas

En muchas ocasiones las personas que han sido víctimas de una estafa no denuncian los hechos, la mayoría de las veces por la vergüenza que les produce haber sido engañados.

No obstante, se recomienda denunciar y poner en conocimiento de la Guardia Civil este tipo de hechos delictivos.